Consejos para que la segunda vivienda no de problemas

Consejos para que la segunda vivienda no de problemas

La segunda vivienda es siempre algo que si podemos permitírnoslo muchos buscamos. RomerPlaya es una inmobiliaria que se encarga de gestionar con profesionalidad en toda Denia y área de influencia, con lo que son especialistas en la zona. Si quieres tener una buena vivienda es fundamental tener un buen asesoramiento inmobiliario.

Conscientes de su importancia os vamos a dar algunos consejos al respecto por si queréis adquirir una vivienda.

Ten claro que, si compras una casa, vas a estar atado a un lugar en concreto

Cuando se compra una vivienda vacacional en la playa o en la sierra, debemos tener la convicción de que ese sitio nos gusta realmente y de que queremos pasar en ese sitio buena parte de nuestro tiempo libre. Tenemos que pensar que no es lo mismo estar en un lugar una semana en el verano que ir cada fin de semana, puente o en verano al mismo sitio.

Debes comprobar cómo se encuentra la vivienda

Todo depende de en que estado esté la casa. Si es de obra nueva, debemos asegurarnos de que todo está legal y de que los materiales son los que vienen indicados en la memoria. Por lo tanto, deben estar controlados lo máximo posible para no tener lugar a las sorpresas o minimizarlas.

Cuando nuestra decisión para por comprar un chalet o apartamento de segunda mano, hay que comprobar el estado del sistema eléctrico, tuberías, humedades, salidas para conexiones. No dejes nada a la suerte. Aunque vayas a para unos pocos meses anuales, hay que estar bien cómodos.

Tendrás que hacer números para ajustar el precio

No debemos adquirir casa en temporada alta, pues los pisos suelen subir, tanto antes como después del verano. Hay que calcular el coste de la casa y si ella se adapta a las posibilidades económicas de cada persona.

Esto es fácil, puesto que solo debemos multiplicar por cuatro nuestros ingresos brutos al año. Ningún particular ni ninguna familia tendría que destinar los ingresos de más de cuatro años a comprar una vivienda. Tampoco hay que olvidarse de los impuestos, el seguro del hogar, etc. Son gastos que hay que considerar con antelación.

En caso de que el inmueble presente defectos deberás de negociar para que pueda bajarse algo precio o ajustarlo a lo que te venga bien pagar.

Lo mejor comprar en una zona con buena situación y conocida

Si compramos una casa para ir a la playa los fines de semana, disfrutar el campo y la mayoría de la gente hace lo mismo, lo que ocurrirá es que tendrás complicado descansar. Debes elegir una zona que te guste, pero que realmente sea buena cara a llegar fácilmente y sin atascos. Igualmente, lo mejor es que tenga buenos accesos y servicios de salud y para poder hacer la compra que no estén lejos.

Conoce a tus vecinos

Algo que debes hacer antes de adquirir también una vivienda, es saber si en los meses de temporada baja vas a tener vecinos. Esta es una buena noticia, puesto que va a ser bastante más segura una zona que esté habitada la totalidad del año, que un barrio fantasma que solo se llene de gente en los meses veraniegos.

Los gastos de mantenimiento importan

Cuando se compra una segunda residencia, hay que pensar en los muchos gastos en los que hay que pensar, pues el precio de la casa de la playa o del chalet en la sierra no es únicamente la hipoteca. Deberás pagar todos los meses el recibo de la comunidad, los suministros, gastos de piscina, IBI, etc. Todo esto para utilizarlo unas semanas al año. Piénsalo antes de comprar tu segunda vivienda.

Intenta darle rendimiento de no usarla mucho

Comprar una casa en una zona de playa interesante es garantías de valor y de que un día puedas alquilarla si quieres darle rentabilidad.

Si la has comprado con la idea de no atarte al lugar sino de usarla como vivienda unos días o semanas y que el resto del verano o año se alquile, tienes que prestar bastante atención a los servicios con los que cuente.

Como has podido ver, hay que tener en cuenta muchas cosas antes de lanzarse a comprar una vivienda, esta es la mejor manera en la que podemos saber que nuestra inversión será buena.