Cuando el ejercicio se hace en exceso

Ejercicio: actividad física que se realiza con el fin de mejorar la capacidad del cuerpo humano y obtener beneficios estéticos y saludables. Más o menos eso es lo que yo entiendo por “ejercicio” y hoy en día la definición que tienen algunos en su cabeza dista mucho de la misma. Desconozco qué es lo que lleva a nuestra sociedad hacia esta moda de proteínas y deporte extremo pero la realidad es que está de moda.

Siempre he pensado que una persona en forma que se cuida es aquella que se mantiene en su peso ideal, que hace deporte y tiene un buen fondo físico, lleva una buena alimentación y, por ende, está sana. Sin embargo, hoy en día eso es un mero principiante a ojos de ese sector poblacional que se pasa de dos a tres horas en el gimnasio casi todos los días, haciendo pesas y ejercicios cardiovasculares para tonificar su cuerpo o, más bien, esculturizarlo. Y eso por no hablar de las dietas ricas en proteínas y bajas en grasas que llevan y que, dichas así a priori, parecen hasta sanas. Pero sólo lo parecen.

¿Sabéis cuál es el desayuno de estos campeones? Tortillas de huevo con atún, batidos de proteínas y pescados blancos, todo correcto hasta que te das cuenta de que para almorzar, comer, merendar y cenar disponen de “ídem de lo mismo”. Y pensaréis… ¿cuándo comen hidratos o lípidos? ¿y los glúcidos? No os esforcéis porque casi no los prueban.

Probelte Pharma, un conocido laboratorio fabricante de productos de nutrición terapéutica, ha puesto en el mercado un complemento alimenticio compuesto por cápsulas de granada con efectos antioxidantes y efectos antienvejecimiento que se está convirtiendo en “Top Ventas” para muchas personas que empiezan a cuidarse de cara al futuro. Los especialistas de este laboratorio hacen hincapié en diferenciar entre el complemento alimenticio pensado para ayudar a nuestro organismo a ingerir una cantidad adecuada de nutrientes o vitaminas y los típicos batidos de proteínas que se venden en tiendas deportes como sustitutivos de comidas. “Un complemento alimenticio ni puede ni debe sustituir ninguna comida, como su nombre indica es sólo un suplemento” asegura uno de los directivos de la firma.

De este modo lo que se plantea es que hasta en estos términos de superalimentos y complementos alimenticios hay que saber llevar un orden y evitar llegar a la obsesión o a los excesos.

Los Expertos están Preocupados

Ortorexia, esa es la palabra que definen la obsesión por comer sano y hacer ejercicio en exceso. Se calcula que aproximadamente el 28% de la población adulta de los países occidentalizados sufre ortorexia. Steven Bratman, el creador del término, explica que hay personas que desean minimizar la ingesta de pesticidas, antibióticos, conservantes y otro tipo de basura que contamina nuestra comida pero cuando esa idea razonable se vuelve obsesión, esas personas desarrollan un desorden alimenticio comparable a la anorexia.

Del mismo modo, es totalmente saludable y recomendado practicar ejercicio periódicamente, pero aquellas personas que pasan a la obsesión convierten el deporte en peligroso llegando a encontrar, a veces, casos de vigorexia.

Para evitar este tipo de comportamientos los expertos recomiendan  practicar deportes de pareja o equipo, tales como padel, tenis, baloncesto o fútbol. De este modo es más complicado que salgamos diariamente a entrenar de manera excesiva. Ahora bien, algunos entrenadores aseguran que practicar este tipo de deporte puede dañar nuestras articulaciones debido a los cambios bruscos de posición y giros inadecuados de rodillas u hombros, por eso hemos hablado con Niberma, especialistas en la instalación de este tipo de pistas deportivas, cuyos pavimentos de resina epoxi han sido catalogados como uno de los mejores a nivel mundial gracias a la adaptabilidad y elasticidad del material que amortigua, en gran medida, esos golpes bruscos que dañan nuestras articulaciones. Allí, sus expertos nos han confirmado que “los extremos nunca fueron buenos” y que, entrenes en el deporte que entrenes, si te obsesionas y llevas al exceso, estarás poniendo en riesgo tu salud física y psíquica.