Los hábitos de consumo en las campañas de noviembre

Los hábitos de consumo en las campañas de noviembre

Noviembre es un mes complicado para algunas personas, ya que ven como sus ahorros vuelven a bajar debido a varios factores. Por un lado, tenemos el hecho de que muchas personas se recuperan de las compras escolares durante este mes, y por otro lado tenemos que el mes de noviembre es el propicio para las compras navideñas, ya que en diciembre los precios tienden a subir.

Pero, por si fuera poco, noviembre es un mes en el que existen campañas de compras traídas de otros países. En concreto tenemos el día de los solteros con origen chino, y que provoca unas rebajas bastante grandes en las webs de compra online de productos enviados desde el país asiático. Procedentes de EE. UU. tenemos el viernes negro y el “ciber Monday”, dos fiestas que ocurren antes y después del día de acción de gracias, y que se han hecho realmente populares debido a los grandes descuentos que se ofrecen.

Si hace unos años, cuando las rebajas estaban fijadas por Ley, veíamos imágenes de atropellos en masas enfurecidas de personas a las afueras del Corte Inglés. Pues el Black Friday vuelve a provocar estos efectos, al menos en EE. UU., ya que allí los precios realmente bajan mucho y se generan un volumen de compras altísimo.

Los números del Black Friday

Hay que tener en cuenta un par de datos antes de meternos de lleno con las cifras. En primer lugar, el Black Friday no dura solo un día, sino que en muchos casos se prolonga una o dos semanas antes del viernes negro, lo que genera más atención por el goteo de descuentos que van saliendo. En segundo lugar, las cifras que tomamos son aproximaciones y/o proyecciones de los resultados de 2016, ya que todavía no han salido informes determinantes.

En 2016 se obtuvo durante el fin de semana negro la nada reprochable cantidad de 1.343 millones de euros en España. Esta cifra no está lejos de las que se obtienen en otros países que adoptaron estas fiestas de consumo antes, como es el caso de Alemania, que facturó en 1.800 millones en 2016. Lo que es cierto es que esta cifra está por delante de otros países como Francia.

El estudio Mascupun Black Friday 2017 estima que durante el viernes negro los ingresos en España asciendan a casi 1.445 millones de euros. Este estudio se realiza a 1.562 consumidores, los cuales proyectan un gasto medio de 215, lo que supone un incremento de casi el 50% respecto al año anterior. Los productos más solicitado son ropa y calzado, pero la tecnología juega un papel principal, ya que las rebajas son realmente competitivas dependiendo en que tiendas.

Lo que es cierto es que el Black Friday es una oportunidad de las tiendas para darse a conocer, ya que la gente está acostumbrada cada vez a comprar más en la tiendas online, y esto genera visitas de clientes, que o bien compran o bien se quedan con el nombre de la web para comparar o comprar en otro momento.

Los grandes descuentos no son solo realizados por las grandes superficies, sino que tiendas como MarianSport, que es una tienda online especializada en la venta de botas de fútbol, fútbol sala, equipamiento y complementos como espinilleras, guantes de portero y todo lo necesario para la práctica del deporte rey, también hace descuentos interesantes en sus productos.

En conclusión, a la espera de que salgan los informes de ventas del Black Friday, vemos que las previsiones indican aumentos de ventas, que no hacen más que demostrar el éxito de estas campañas.