¿Muebles de bajo coste en España?

¿Muebles de bajo coste en España?

Es difícil asegurar si un país resulta más caro o más barato que otro. Es evidente que para hacer tales afirmaciones es necesario hacer un filtro para comparar a los diferentes países teniendo en cuenta únicamente un producto. Porque realmente, depende de qué productos estemos hablando para que un determinado Estado sea más o menos caro.

En las líneas que siguen se realizará un análisis que tendrá en cuenta productos como los muebles. El pasado mes de junio el diario 20 Minutos publicaba en su página web un artículo en el que aseguraba, con un buen manejo de datos, que España era un país caro en lo que al precio del mobiliario se refiere. La media del valor de dichos productos superaba en un 2’9% la de la Unión Europea, quedándose lejos del más de 34% de diferencia entre la propia UE e Islandia (donde, por cierto, el poder adquisitivo es mucho mayor que el de aquí) y también muy por encima del valor de Bulgaria, donde comprar muebles es más de la mitad de barato que aquí.

Comprar muebles en España es todavía más caro que hacerlo en países donde, en teoría, el precio de las cosas está más caro. En Alemania y Francia es más barata que en España la compra de muebles y eso hace a los españoles pedir explicaciones. La Organización de Consumidores y Usuarios da una que probablemente no alivie el enfado de la gente: y es que en mercados donde existe menor competencia los precios son más altos. Algo que habla mucho de cómo es el sector de la venta de muebles en nuestro país.

Afortunadamente, siempre hay lugar para una honrosa excepción. Y en este caso, desde nuestro punto de vista, se llama Dismobel. Esta entidad, dedicada a la venta de muebles para diferentes espacios y con la mejor calidad, también tiene entre sus ventajas un precio al que es imposible adquirir productos de similar o incluso peor calidad en otras tiendas del sector.

Para el dormitorio, para el despacho, para el salón, para la cocina… Cualquier espacio de la vivienda es susceptible de mejorar su aspecto gracias a las posibilidades que abren los productos de Dismobel. Los últimos meses están demostrando que esta compañía se ha convertido en una auténtica cabeza visible en la venta de mobiliario. Sus ventas se han disparado entre una población que por fin puede tener la posibilidad de amueblar su casa sin tener que dejarse una barbaridad de dinero en el intento.

Diseños modernos y originales

La versatilidad, como ya se ha apuntado, es una de las grandes ventajas de Dismobel. Además de proporcionar muebles para diferentes estancias, existen muchos modelos a elegir por cada una de ellas. De este modo existe una mayor posibilidad de que el cliente se marche contento con el producto que adquiera.

Posibilidades hay para todos los gustos. Para aquellos y aquellas que prioricen la utilidad de esos muebles. Para aquellos y aquellas que se decanten por un estilo más original. Cualquier posibilidad es válida y susceptible de ser encontrada en una entidad como Dismobel.

Desde Dismobel también se ha apostado por la comodidad del cliente a la hora de conocer los productos. De ahí que se optara en su día por ofrecer el catálogo de productos vía online, para ahorrarle a la gente una visita que le quitaría tiempo y posiblemente dinero, si tuviera que coger el coche. Conocer las posibilidades que se encuentran a nuestro alcance es fácil si decidimos confiar en ellos, tanto si decidimos hacerlo vía Internet como si, en cambio, optamos por hacerlo de manera presencial.

Estas líneas son la prueba de que, efectivamente, en España también es posible adquirir muebles a un precio más adecuado a la economía de la clase media del país. El carácter oligopolista que demuestra tener el sector ha elevado los precios una barbaridad en los últimos tiempos y ya es hora de ir poniéndole freno a esa situación.