Proveedores: una necesidad del presente y del futuro

Proveedores: una necesidad del presente y del futuro

La sociedad en la que vivimos ha cambiado mucho en los últimos años principalmente merced a las transformaciones que le ha obligado a asumir Internet. En la actualidad, esta sociedad se caracteriza, o debe hacerlo, por un elemento como lo es la instantaneidad. La instantaneidad de la información, la instantaneidad en lo que se refiere a la entrega de un pedido… Lo cierto es que la clave del éxito de un negocio puede residir en esa instantaneidad es por ello por lo que son cada vez más las entidades que tratan de realizar sus servicios del modo más rápido posible a día de hoy. La rapidez, ahora más que nunca, es dinero.

La competencia, nos encontremos en el sector que nos encontremos, es feroz a día de hoy. No disponer exactamente de lo que el cliente desea en un momento concreto es sinónimo de perder la venta, porque, claro está, el cliente no está dispuesto a esperar. Gracias a Internet, si no encuentra en nuestra entidad lo que busca es capaz de buscarlo en cualquier otro lado y recibirlo a las pocas horas. Esto supone todo un desafío para las empresas de la actualidad.

El desafío no es otro que el de encontrar la manera de obtener sus productos de manos del proveedor en un tiempo totalmente reducido, con independencia de cuáles sean esos productos. Conseguir la confianza de un proveedor cuyos medios de transporte y cuya logística sean de la primera calidad es imprescindible y de ello se están dando cuenta un buen puñado de empresas en nuestro país.

Pero, ¿de dónde suele provenir el material que todas esas empresas dedicadas al suministro de toda clase de stocks? Los juzgados mercantiles, las liquidaciones concursales, las aduanas, las subastas, los embargos, los cierres de empresas, de almacenes, de fábricas… Esos son, al menos, las fuentes de las que obtiene sus productos una entidad como Liquistocks, dedicada a proveer a una importante agenda de empresas de todos aquellos productos que necesitan para llevar a cabo su actividad con una normalidad absoluta.

Una de las claves para actuar como Liquistocks y ser capaz de proveer productos a todos los clientes de una manera inmediata es tener perfectamente preparados todos los productos para que puedan ser cargados. De este modo se produce un ahorro de tiempo sustancial que es el principal secreto de este negocio y que permite la descarga de los productos en su punto de venta final en un tiempo récord. Y ser capaces de conseguirlo implica, cómo no, ser capaces de conseguir una imagen del negocio muy buena.

¿Qué tener en cuenta a la hora de buscar al mejor proveedor?

Es la pregunta del millón. ¿Por qué elegir a un proveedor y no a otro? La actualidad demanda que el proveedor ideal tenga cualidades como las que se mencionan en el artículo del portal web Emprendedores del que hablamos a continuación. Según el mismo, los indicadores a tener en cuenta son la demora en las entregas en primer lugar (por circunstancias como de las que ya hemos hablando en los párrafos anteriores), los resultados que haya obtenido el cliente con el proveedor en situaciones anteriores, las garantías del producto, la capacidad de producción, la competencia técnica o la posición financiera.

Sin embargo, hay un punto al que dicho artículo no se refiere y que puede llegar a ser fundamental: la variedad de los productos que un proveedor pueda llegar a producir. Disponer de una multifuncionalidad en este sentido es imprescindible porque le permite al proveedor ser capaz de llegar a más sitios. Para los clientes también es de gran utilidad poder descolgar el teléfono y saber que su proveedor habitual les puede proporcionar cualquier clase de productos. Esa es una de las demandas de la sociedad actual.

Es evidente que las necesidades de los particulares y de las empresas van a variar con el paso de los años. Sin embargo, la figura del proveedor seguirá siendo de primera necesidad para muchos de ellos o, directamente, para todos. Disponer de uno que sea de confianza permitirá que muchos de esos negocios continúen respondiendo de la mejor manera a las necesidades de los clientes finales: con rapidez y eficacia.