¿Cómo elegir el mejor método de registrar los horarios en tu empresa?

¿Cómo elegir el mejor método de registrar los horarios en tu empresa?

Hace ya muchos meses que se puso en vigor la nueva normativa por parte del Gobierno sobre un tema tan debatido como el Registro Horario en las empresas. Lo principal y más novedoso es que es algo que ya es obligatorio para todas las organizaciones, con independencia de los contratos que tuviesen o los trabajadores.

Todo esto, al principio provocó una serie de miedos en las empresas, especialmente cuando se busca elegir un método para poder poner en marcha esta clase de registro de forma rápida. El caso es que registrar la jornada laboral es algo novedoso para muchos negocios. Si te encuentras en este caso y estás algo perdido sobre el método de registro horario a utilizar, en Timenet como especialistas en software de sistema de control horario creen que la información es la mejor opción para poder decidirse, aunque como se ha podido ver, las empresas no lo han tenido demasiado fácil.

Vamos a ver algunas de las características que tiene que tener:

Debe ser sencillo de instalar

Entre los motivos más importantes por los que no se suele innovar en el mundo de la empresa, es por los miedos que hay a que la instalación de las soluciones no vaya a tener compatibilidad con el sistema, que nos termine haciendo perder el tiempo e ir desordenándolo todo.

Por todo ello, cuando se opte por una herramienta que se dedique al control de horarios, hay que mirar detalladamente una serie de aspectos a la hora de si se va a tener que instalar o no el hardware o si habrá que esperar demasiado para poder usarlo.

En el caso de que ya tengas un software de gestión que funcione bien, solo vas a tener que añadir el módulo que vayas a necesitar. Si todavía utilizas Excel u otros hardwares, lo que hay que buscar es una solución que tenga compatibilidad para que no sea problemático al utilizarlo y pueda garantizar una instalación fácil y rápida.

Conocer la metodología de la instalación

Muchos trabajadores no desean saber cómo es el funcionamiento del sistema informático, solo quieren que se funcionamiento sea bueno y no ocurran incidencias. El caso es que siempre es importante saber algo sobre el problema y su aspecto técnico. Por todo ello, esta información será de gran utilidad en cuando al precio, recursos o mantenimiento.

Conocer el precio y si es escalable

Conviene que no olvidemos que en las empresas, todo lo que sale de lo que es el presupuesto no existe, lo que hace que sea un aspecto bastante importante a la hora de optar por una u otra de las soluciones.

El caso es que no todo es tan sencillo como puede parecer. Si el negocio tiene previsiones de crecimiento a corto o medio plazo, vas a necesitar que tu software también pueda ir creciendo a tu lado, lo que se le suele llamar una gran escalabilidad.

Hay que tener en cuenta que los costes que tienen el que se instale en el servidor de tu empresa o en el de un tercero tendrá precios distintos. En estos casos puede que lo mejor sea adquirir una licencia o pagar un servicio.

Para aclararse, o mejor es valorar si el número de trabajadores puede hacer que tengas que afrontar una mayor escalabilidad o de si hay una capacidad para reacciones si hay problemas a la hora de registrarse.

Por todo ello, podemos concluir que las nuevas normas sobre los registros de los horarios que se deben ver como la oportunidad para multitud de empresas para tener un control mayor y gran transparencia a la hora de gestionar sus trabajadores.

El trabajo de estar buscando un método adecuado de control puede empezar analizando las propias necesidades que tenga la empresa y de las características que tenga el software en cuestión.

Esperamos que tengas bien claro cómo implementarlo en tu empresa, de todas formas, si no terminas de estar convencido del método que tienes, puedes mirar en la red o hablando con otras empresas de la forma en la que sus soluciones se adaptan a esta normativa.

Una vez dicho esto, seguro que ya tienes más idea de lo que hacer, puesto que las autoridades quizá se apresuraron en su momento en poner la ley en vigor, pero en muchas empresas ha costado y mucho el implementar las soluciones y que los trabajadores se acostumbraran a tener que estar registrando sus horarios.

Estamos ante algo beneficioso a priori, pero como todos los cambios, no siempre es sencillo adaptarse a todo ello. Cuanto más se tarde más dificultoso se hará para muchos de los trabajadores y directivos. Así que … ¡súbete al tren!