shutterstock_1248546067(FILEminimizer)

¿Cómo es de eficaz realmente el Team Building?

Muchas personas saludan la próxima temporada de formación de equipos con los ojos en blanco. Hoy en día ya casi nadie quiere montar en karting o en un circuito de cuerdas. Y, sin embargo, un gran número de empresas siguen volviendo a estas actividades en un intento fallido de fortalecer su equipo. Es cierto que construir un equipo eficaz es difícil, pero seamos honestos: ¿alguna vez los viajes puntuales, como la escalada en roca o las noches de karaoke, han mejorado la colaboración de tu equipo? Lo dudamos.

Analizamos por qué tantas empresas gastan miles de euros en engorrosos eventos de formación de equipos que de todos modos no funcionan. ¿Y existen alternativas que realmente puedan fortalecer a tu equipo a largo plazo? Las preguntas simples requieren respuestas simples: Sí, los eventos en equipo valen la pena si los haces bien. Los profesionales en Team Building, Sport and Balance, nos muestran cómo se hace correctamente para que sea efectivo.

Conocer primero la diferencia entre formación de equipos y vinculación de equipos

En resumen, las medidas profesionales de formación de equipos pueden ser una poderosa herramienta para mejorar el rendimiento de su equipo para mejorar. Pero para ello hay que profundizar más. Entrar en tu próximo team building con mucha diversión pero sin un plan no dará los resultados que esperabas. Es importante conocer primero la diferencia entre formación de equipos y vinculación de equipos. Luego, puedes asegurarte de pasar un buen rato con actividades de creación de vínculos en equipo divertidas, pero trabaja en los problemas y asuntos serios con actividades reales y profesionales de creación de equipos.

¿El Team Building realmente ayuda?

Si se tuviera que encuestar a una amplia variedad de empresas, probablemente se podría esperar respuestas similares: en los últimos años, la eficacia de las medidas de formación de equipos ha disminuido claramente. ¿Pero por qué? Innumerables estadísticas sobre la efectividad de las medidas de team building prometen exactamente lo contrario. Para responder a eso, necesitamos una breve excursión a la historia del team building.

En los “locos años veinte”, la gente no sólo bailaba en los oscuros bares del sótano del Charleston, sino que también se escribió la historia del trabajo en equipo. Como parte de los Estudios Hawthorne de finales de 1920, se examinaron los efectos de las diferentes condiciones laborales en los empleados. El estudio encontró que una identidad de grupo compartida mejora el rendimiento del equipo, la calidad del trabajo y la satisfacción inmensamente mejorada:

  • Los superiores mostraron un interés personal por el trabajo y el éxito de cada individuo. Los empleados se sintieron apoyados por sus gerentes, lo que hizo que la retroalimentación fuera más valiosa.
  • Los empleados estaban orgullosos de sus propias tareas. Este sentimiento se vio reforzado aún más por el interés de personas externas, colegas y directivos. La confianza en el grupo en su conjunto creció.
  • El equipo fue informado tempranamente sobre los cambios y participó en las decisiones.

Este estudio realmente impulsó la tendencia hacia el cultivo de equipos eficaces y eficientes en muchas empresas. Los tres aspectos mencionados anteriormente formaron el núcleo del team building. Todavía lo hacen hoy. Sin embargo, con el tiempo quedó claro que los eventos de team building eran demasiado poco espectaculares para muchas personas. Tratar intensamente temas serios no siempre es divertido, por lo que la formación de equipos se orientó cada vez más hacia la diversión. Para mejorar el espíritu de equipo, los empleados no deberían tener miedo de la experiencia, ¿verdad? La idea básica de querer mejorar la forma en que se trabaja unidos sigue ahí. Sin embargo, el resultado es mucho menos convincente.

¿Han cambiado los eventos del Team Building?

Claro, muchas cosas han cambiado desde la década de 1920. Según la experiencia, los empleados actualmente relacionan los eventos de equipo de la siguiente manera: muchos los odian, la mayoría de los empleados los toleran y sólo unos pocos los disfrutan realmente. Veamos por qué es así:

  • Una vez y nunca más: No hay resultados sin regularidad. Sí, después de la salida anual, los miembros del equipo probablemente se conozcan un poco mejor. La próxima semana el ambiente en la oficina probablemente será más animado que de costumbre, más allá de eso, la vida laboral cotidiana no cambiará mucho. Sin interacciones regulares y significativas dentro del equipo, los eventos costosos no tendrán éxito.
  • No centrarse en los problemas reales: Comunicación, colaboración y trabajo en equipo: estas son las vagas palabras de moda que se supone que el trabajo en equipo debe mejorar. Pero, ¿Qué pasa si estos aspectos no son los problemas centrales reales de tu equipo? Detrás de una mala comunicación o colaboración suele haber problemas más profundos que hay que descubrir en sesiones de trabajo intensivas.
  • No todo el mundo se siente cómodo: Seamos honestos, algunas actividades de formación de equipos son desagradables, vergonzosas, tediosas y completamente inútiles. Cuando los trabajadores de oficina se ven obligados a tomar clases de bailes exóticos, no espere que salten de alegría. Salir de su zona de confort es importante, pero los empleados deben salir del team building con una buena sensación.
  • Alcohol: Unas cuantas copas de celebración entre colegas nunca hacen daño, especialmente después de un largo día de trabajo en equipo. Sin embargo, muchos eventos son sólo una excusa para divertirse y beber. Este tipo de formación de equipos no te dará los resultados que deseas.

Las relaciones no son el problema

Las relaciones colegiadas no son el problema. Después de muchos eventos fallidos y costosos de creación de equipos, hay empresas que buscan alternativas de crear un equipo exitoso. Aunque las relaciones entre los miembros del equipo ya sean buenas, puede que no haya colaboración.

Se han utilizado encuestas para determinar cómo se sentían actualmente los empleados acerca de las prioridades, objetivos y posibles preocupaciones de varias empresas. Esto resultó en la siguiente imagen: los empleados disfrutan de sus tareas. Les gusta asumir las tareas en las que son buenos. Hay poco espacio para la colaboración: ¿Por qué hacer un proceso más confuso y complicado si se obtienen excelentes resultados? ¿Se puede lograr solo en menos tiempo?

¿El estilo del Team Building influye en la eficacia?

Lo que demuestra este ejemplo: sin talleres intensivos, conversaciones difíciles y apoyo externo, es casi imposible mejorar de manera sostenible el desempeño del equipo. Sin embargo, eso no significa que tengas que renunciar por completo a los entretenidos eventos de team building.

La diferencia entre el Team Building y el Team Bonding

En última instancia, no hay absolutamente nada de malo en los cursos de gimkanas, las noches de karaoke y los picnics de empresa. Sin embargo, estas actividades entran más en la categoría vinculación de equipo que en la de formación de equipos. Ideal para mejorar las relaciones existentes en el equipo, pero inútil cuando se trata de temas profundos.

Cómo maximizar el efecto de un Team Building

Así es como funciona el team building: normalmente os tendríais que reunir una vez al año para realizar un evento intensivo de team building, tratando de temas profundos como los valores corporativos, abordando conflictos y preparándose para posibles retos futuros.

Por ejemplo, se puede hacer un evento de formación de equipos tratando de implementar una nueva cultura corporativa y todos los problemas relacionados. Para aligerar el ambiente en el medio, se puede realizar una divertida búsqueda del tesoro. Para muchos puede ser lo más destacado del fin de semana y es un ejemplo perfecto de cómo las actividades divertidas de formación de equipos pueden ser una valiosa adición a tu evento.

La mayoría de los equipos tienen un enfoque similar. Están planificando una fiesta de Navidad, un evento de inauguración o un seminario y desean un programa de apoyo entretenido que brinde a los participantes la oportunidad de respirar profundamente y adquirir nuevas energía para recargar sus baterías antes de tener que pasar al siguiente tema difícil. Descubren que los ejercicios de vinculación del equipo a menudo alertan al equipo sobre posibles problemas o potenciales de mejora de llamar la atención. Entonces surge naturalmente el deseo de profundizar más: las empresas reservan talleres sobre temas de comunicación, resiliencia o colaboración, por lo que aquí tienen la oportunidad de profundizar realmente y abordar sus problemas.

¿Realmente funciona la formación de equipos?

Eso depende completamente de tu enfoque. Hay una variedad de ofertas de team building. Algunos son realmente buenos y otros probablemente no sean adecuados para vosotros. Pero todos tienen una cosa en común: hay que utilizarlos en el momento adecuado y en el entorno adecuado. ¿Cuándo y cómo es eso? Puedes descubrirlo involucrándote con tu equipo y conociendo su estilo de trabajo, sus fortalezas, debilidades y personalidades.

¿Existen estadísticas acerca de de la eficacia del Team Building?

La formación de equipos es un tema muy bien investigado, por lo que puedes encontrar estadísticas sobre casi todos los aspectos de la formación de equipos. Sin embargo, siempre se deben disfrutar con precaución. Las estadísticas no tienen por qué reflejar tus experiencias individuales. No hay forma de medir si las actividades de formación de equipos son efectivas o no. La experiencia depende de cómo utilices las actividades de team building. ¿Está buscando un evento divertido para complementar una fiesta de Navidad de empresa o un evento inaugural? ¿O tu equipo tiene problemas graves que necesitas solucionar? Considera estas preguntas antes de decidirte por la formación de equipos.

¿Cómo mejorar el rendimiento del Team Building?

Si se hace correctamente, la formación de equipos puede mejorar enormemente el rendimiento. Especialmente cuando se trabaja en temas más profundos, cada actividad de team building se puede adaptar con precisión a las necesidades individuales de tu equipo. En consecuencia, el rendimiento mejorará.

¿Por qué es eficaz el Team Building?

La formación de equipos crea tiempo y espacio para que tus empleados trabajen activamente en cuestiones y problemas urgentes o se preparen para desafíos futuros. Estos aspectos pueden pasarse por alto fácilmente en la vida laboral cotidiana. En los eventos de formación de equipos, los empleados pueden centrarse en encontrar soluciones que puedan incorporar a su vida laboral. Como resultado, tu equipo será más eficiente.

Compartir esta publicacion

ARTICULOS RELACIONADOS

La utilidad de las plataformas de gestión de RRHH

El departamento de RRHH en todo momento tiene que estar preparado para todo lo que venga y tiene que actualizarse en lo que respecta a recursos. Este departamento realiza tareas diversas pero en muchas ocasiones necesita hacer uso de determinados programas con el fin de

no hay más entradas