shutterstock_605490227(FILEminimizer)

Consejos y trucos para planificar un viaje corto o escapada a una ciudad

¿Estás listo para unas vacaciones pero no tienes el tiempo ni el dinero para un viaje de larga distancia? ¿Qué tal un viaje corto o un viaje a la ciudad? Sal de la vida cotidiana y adéntrate en la naturaleza, la cultura o la playa. Ya sea Barcelona, Berlín, Estocolmo, Londres, Budapest o Nueva York.

Los viajes a una ciudad son viajes cortos que suele durar unos días o incluso un fin de semana (extendido).

Ya sea en España o en el extranjero, en pocas horas se puede llegar fácilmente a muchos destinos. Por la mañana te sientas en la oficina, molesto y exhausto, y por la tarde paseas por las Ramblas de Barcelona, haces un paseo en barco por el archipiélago a las afueras de Estocolmo, disfrutas de la vista desde el London Eye del Támesis y del horizonte de Londres o te sientas completamente relajado y contento tomando un café en Berlín.

Tienes que dejarte llevar por la ciudad, ¡al fin y al cabo estás de vacaciones! Pero debes planificar un poco y estar preparado, porque siempre hay más opciones de las que tienes tiempo.

Llegada, alojamiento, medio de transporte dentro de la ciudad… ¿y qué es lo que realmente quieres ver? No podrás verlo todo, por lo que es aún más importante que elabores un plan aproximado con antelación. Entonces podrás empezar tu corto viaje relajado. Te indicamos en este post cómo planificar tu viaje corto o escapada a una ciudad.

Los viajes cortos ofrecen la oportunidad de alejarse de la vida cotidiana durante unos días, desconectar y conocer una nueva ciudad o país. Los viajes a la ciudad son inspiradores, diversos y emocionantes.

Planificar antes del viaje a la ciudad: Planificación, guías de viaje, investigación

¿A qué ciudad deberías ir? ¿Tiene que ser siempre Londres, París o Roma? Una vez que hayas decidido una ciudad, debes saber qué quieres ver. Para eso es indispensable una guía de viaje. Ya sea en forma impresa, en forma de libro clásico o en línea. Más uno o dos libros sobre la ciudad a la que quieres viajar.

Puedes buscar experiencias «especiales» que no todos los turistas tienen en su itinerario, a través de bloggers de viajes, que ya han escrito sobre una amplia variedad de ciudades y han revelado sus consejos.

También hay fantásticos sitios web y aplicaciones como Spotted by Locals, like.net y Like a Local. O Lonely Planet para Europa , que tiene todos los consejos importantes sobre las ciudades más visitadas de Europa.

Escribe todo y después de mirar el mapa de la ciudad, ordena las cosas que quieres ver.

Ahorra dinero con pases turísticos

Casi todas las ciudades tienen pases turísticos de 24, 48 o 72 horas.

Los pases urbanos a menudo incluyen no sólo las entradas y descuentos, sino también los costes del transporte público. Vale la pena investigar con anticipación. Además, a menudo hay colas. Merece la pena en ciudades como Roma, Nueva York, París o Barcelona si quieres evitar largas colas.

Pero no siempre es cierto que un billete turístico de este tipo te merezca la pena. Por eso se aconseja pensar con antelación qué quieres ver y consultar los descuentos y entradas gratuitas de la ciudad en concreto.

Casi todos los pases ahora están disponibles en formato digital, lo que es aún más práctico.

Encuentra la mejor temporada para tu viaje a la ciudad

Primero piensa en cuándo debería realizarse el viaje corto o escapada. Si eres flexible, podrás ahorrar mucho dinero eligiendo un horario en el que los vuelos, billetes de tren u hoteles sean muy baratos. ¡De esta manera puedes ahorrar mucho dinero!

Puedes realizar viajes a la ciudad en cualquier época del año, incluso fuera de los “horarios de viaje recomendados”, pero es preferible hacer los viajes a la ciudad cuando hay pocos turistas. Entonces se ahorra mucho tiempo porque no hay que hacer cola en los lugares de interés.

Por ejemplo, en ciudades como Roma NO vale la pena viajar en un día festivo cristiano. Porque entonces la ciudad está muy concurrida, y una visita al Vaticano no es divertida ni está bien aprovechada.

1. ¿Por qué viajar en temporada baja?

Los hoteles y los vuelos son más baratos. Las ciudades no están superpobladas y se pueden ver los lugares de interés sin largas esperas ni aglomeraciones de turistas.

Nueva York en febrero no siempre tiene por qué hacer frío. ¿Estocolmo en octubre ? Si, puedes encontrar pleno sol y temperaturas de hasta 20 grados durante el día.

2. En los meses de verano evita los viajes a ciudades del sur de Europa

Puede resultar agotador y hacer mucho calor, especialmente durante las vacaciones o los fines de semana largos. Aquí perderás mucho tiempo haciendo colas, la ciudad estará llena de turistas.

Duración óptima para el viaje corto escapada

¿A dónde debería ir? Los fines de semana largos con los populares días puente son adecuados para viajes cortos a España o escapadas a ciudades de Europa. Es conveniente planificar viajes a la ciudad de 4 a 5 días de duración.

Para ciudades más pequeñas como Belfast o Alicante, un fin de semana es suficiente. Pero si quieres hacer excursiones extra, deberías planificar al menos 1 o 2 días más.

Tres días están bien para tener una primera impresión y una visión general, pero en realidad son demasiado cortos para.

Para ciudades grandes y en expansión como Roma, Londres o Estambul, es recomendable al menos 5 días.

Consejos para llegar a la ciudad de destino

Dependiendo del destino, la elección del medio de transporte para llegar también depende de: ¿Tiene que ser siempre en avión? A veces el autobús de larga distancia es una alternativa mejor y más barata que el tren y menos estresante que coger el coche. Puedes usar buscadores de varios transportes como Kombo o Liligo, entre otros.

1. Reservar vuelos para tu viaje a la ciudad

El vuelo más barato no siempre es el mejor. Las llamadas “aerolíneas baratas”, como Ryanair, a menudo despegan y aterrizan en aeropuertos lejanos. La conexión con el destino mediante transporte público no siempre es la mejor. Se pierde un tiempo valioso que muchas veces no se tiene en un viaje corto.

También debes prestar atención a los horarios de los vuelos. Un vuelo de ida temprano en la mañana y un vuelo de regreso a última hora de la tarde o de la noche significa que tienes el máximo tiempo disponible para tu viaje.

2. Cómo encontrar vuelos baratos: Se flexible en tu elección de fecha

Aunque tengas ganas de ir a cierta ciudad en cierta fecha, puede darse el caso que, cuando buscas vuelos, descubres que los vuelos en otro mes solo cuestan la mitad. A pesar de los días festivos y fines de semana largos. Así que puedes reprogramar el viaje a esa ciudad en el mes más económico. No sólo ahorras mucho dinero sino que también ahorras un día entero de vacaciones.

Reserva un hotel para tu viaje a la ciudad

Ahora sabes a dónde vuelas y también has encontrado el momento perfecto para tu corto viaje. ¿Ahora sólo necesitas el alojamiento perfecto?

A la hora de viajar a la ciudad, la elección del alojamiento también juega un papel importante: ¿está céntrico y es fácilmente accesible en transporte público? ¿El alojamiento está en plena zona de ocio nocturno y el ruido te impide dormir por las noches? ¿O quieres estar allí para explorar las discotecas y bares de la ciudad?

Puedes usar buscadores de hoteles como Booking, para encontrar excelentes hoteles con descuentos a “tarifas especiales”. También podrás visualizar la ubicación de los hoteles en un mapa y determinar rápidamente a qué distancia se encuentran del centro.

Para estancias más largas, puedes reservar apartamentos a través de Airbnb. La ventaja es que vives en barrios donde también vive la gente local. En su mayoría hay buenos cafés y restaurantes a precios «normales». No es demasiado caro como en las regiones donde se encuentran hoteles y atracciones.

A veces, puede darse el caso de que el check in del hotel o casa no suele darse hasta el mediodía, y habéis llegado bien pronto de vuestro vuelo a la ciudad. Para matar horas muertas y no ir cargados con las maletas, los expertos de City Lockers recomiendan alquilar taquillas por horas para guardar tus maletas y dar un paseo previo por la ciudad o tomar un aperitivo hasta poder entrar al hotel.

Reservar entradas para tours populares

Desafortunadamente, muchos destinos para viajes urbanos son caros. Ciudades escandinavas (especialmente Oslo), Nueva York, Roma, Londres o París,…

El coste de vida es elevado y las entradas suelen ser caras. También hay colas extremadamente largas en las atracciones:

  • Museos Vaticanos, Capilla Sixtina, Coliseo de Roma.
  • Sagrada Familia en Barcelona.
  • Torre Eiffel, Notre Dame, Museo del Louvre en París.
  • London Eye.
  • One World Trade Center, Empire State Building, ferry a la Estatua de la Libertad y Ellis Island en Nueva York.
  • Alhambra de Granada.

Podríamos continuar la lista infinitamente. Por eso siempre se recomienda comprobar si vale la pena adquirir una City Pass para lugares de interés, que a menudo puede ayudarte a evitar colas.

La segunda opción es reservar las entradas con antelación en horarios específicos.

Una vez que sepas que deseas visitar una ciudad, debes averiguar si necesitas reservar entradas para atracciones populares con mucha antelación.

Para la Sagrada Familia de Barcelona, la visita al Vaticano en Roma, el Burj Khalifa en Dubai o la Torre Eiffel en París, tienes que reservar tu entrada con una hora concreta con mucha antelación.

Dinero y finanzas en viajes cortos

Antes de viajar, infórmate con qué moneda puedes pagar. Noruega, Suecia, Inglaterra y Hungría no tienen el euro.

Lo más pronto que cambio dinero es en el aeropuerto. Con las tarjetas de crédito para viajes puedes retirar dinero en cualquier parte del mundo sin tener que pagar ninguna comisión.

También debes tener siempre contigo una tarjeta de crédito de respaldo. Más vale prevenir que curar, por lo que también deberías obtener una segunda tarjeta de crédito. En muchos países, la gente ya rara vez paga en efectivo.

En Escandinavia ya casi nadie paga en efectivo: los suecos incluso sacan su tarjeta de débito para pagar una cerveza. Infórmate con antelación.

Traslado del aeropuerto al centro

Si viajas en avión, tren o autobús de larga distancia, consulta con antelación la mejor y más rápida forma de llegar a la ciudad.

En el aeropuerto suele haber transporte público que te llevarán al centro de forma rápida y económica.

Consejo especial para planificar tu viaje corto o escapada a una ciudad

Planifica con antelación, infórmate a través de guías o experiencias de viajeros online. Averigua el transporte, alojamiento y visitas, así como tiempo libre. En tus visitas, investiga si hay que reservar la entrada previamente. Crea un plan B para imprevistos (mal clima, obras…).

Compartir esta publicacion

ARTICULOS RELACIONADOS

La utilidad de las plataformas de gestión de RRHH

El departamento de RRHH en todo momento tiene que estar preparado para todo lo que venga y tiene que actualizarse en lo que respecta a recursos. Este departamento realiza tareas diversas pero en muchas ocasiones necesita hacer uso de determinados programas con el fin de

no hay más entradas