El transporte de mercancías, más importante que nunca

El transporte de mercancías, más importante que nunca

Quizá a muchos no nos parezca del todo evidente, pero vivimos en un momento en el que dependemos más que nunca de un aspecto como lo es el transporte de mercancías. El desarrollo que se ha vivido en los últimos años en lo que tiene que ver con el comercio electrónico es el que ha hecho posible que el transporte sea más potente y más necesario que nunca. Y es que los plazos de entrega nunca han sido tan importantes y también tan reducidos como lo son ahora. La industria dedicada a esta materia lo sabe bien.

Lo mejor de todo esto es que no solo es el transporte por carretera el que está viendo su importancia mucho más reflejada, sino que también está ocurriendo lo mismo con el transporte aéreo, el marítimo y el ferroviario. Desde luego, todo lo que tiene que ver con transporte es cada día más importante y de eso depende el futuro de todas y cada una de las empresas que se se encuentran trabajando en España en el momento actual. Y es que, sin el transporte, es imposible garantizar eficacia o eficiencia. De nada serviría un trabajo previo grandioso si la mercancía no es entregada a tiempo en su destino.

Una noticia publicada en el portal web especializado Alimarket destacaba que el sector de la logística y el transporte había crecido, en los momentos previos al mes de noviembre de 2017, un 4’2%, algo que desde luego representa una mejora sustancial en comparación con lo que venía ocurriendo en el sector desde hacía algunos años. Y es que, como hemos apuntado más arriba, resulta evidente que el comercio electrónico ha tenido un peso de lo más importante en este crecimiento. Nadie puede poner en duda esta afirmación.

Otra página web especializada en este campo, como lo es Transporte Profesional, informaba de que, de manera consecuente a lo que venimos comentando, ha crecido el empleo en el sector logístico y de transporte, algo que ha tenido una importancia bastante grande en el hecho de que el sector haya vuelto a recuperar una estabilidad que creía perdida y en que la economía española haya vuelto a reflotar. Teniendo en cuenta que todas las empresas dependen de que  lleguen determinadas cosas hasta sus instalaciones, está claro que el transporte juega su papel en lo que respecta a la economía nacional.

Nunca hemos dependido tanto de un asunto como lo es el transporte de mercancías. Y las empresas lo saben de sobra. El desarrollo del comercio electrónico ha elevado hasta niveles insospechados la importancia de este tipo de trabajo. Así nos lo han confirmado desde Star-Cargo, una entidad dedicada al transporte de mercancías en varias de sus formas. Sus principales dirigentes nos han comentado que, además, aunque el transporte de mercancías por carretera parece estar por encima del resto, también los transportes marítimo o aéreo han venido creciendo en los últimos años.

Acortar los plazos de entrega es ahora el gran objetivo

Hacer que disminuya el tiempo que pasa desde que se genera un pedido hasta que llega a nuestras instalaciones es realmente importante para una empresa y también para un comercio minorista que cuenta con compra online. Y en esta ecuación entra de nuevo un factor como el transporte, que el nexo entre ambas cosas y del cual depende el tiempo que pasa entre esos dos momentos. No cabe ninguna duda de que, si ese nexo funciona, la eficacia y eficiencia del trabajo mejora.

En la actualidad, las grandes empresas compiten para ver quién es la que tiene una mayor capacidad de entregar un determinado producto en menos tiempo a un cliente. La guerra ya no está situada solo en el precio, sino en la rapidez. Y esta es una labor en la que competir es clave. Parece ser que, en la sociedad actual, la gente está dispuesta a pagar un poco más por un producto mientras que eso le garantice la posibilidad de adquirirlo en la menor cantidad de tiempo posible.

El valor del transporte en el futuro va a estar ligado de una manera clara y evidente en la velocidad con la que operan las empresas de transporte o los departamentos de tráfico y logística de las grandes compañías. De ellos va a depender que las empresas españolas y las extranjeras sigan por el camino en el que se encuentran en la actualidad: el del crecimiento y el éxito, que es básico para que nuestra economía siga experimentando una mejora como la que se viene prolongando durante los últimos años.