shutterstock_1983321920(FILEminimizer)

La importancia del desarrollo sostenible en la construcción

Vivimos en un mundo tan desarrollado que cada vez se hace más acuciante la necesidad te utilizar productos, herramientas y procedimientos sostenibles. La realidad es que el mundo necesita, necesita una mano amiga que mengue el daño que se le hace todos los días al planeta.

La sostenibilidad es un concepto que debería de conocerse y de utilizarse en todos los países de la Tierra… pero, por desgracia, no es así. Hoy, vamos a explicártelo todo para que entiendas por qué es importantísimo que el sector de la construcción haga un buen uso de este término en todos sus trabajos.

Esto es lo que debes saber sobre el Desarrollo Sostenible

El desarrollo sostenible se basa en la idea de que el crecimiento económico, la equidad social y la protección ambiental son interdependientes y deben abordarse de manera integral para lograr un futuro sostenible.

Veamos cada una de estas dimensiones con mayor detalle:

  1. Dimensión económica: El desarrollo sostenible reconoce la importancia del crecimiento económico como motor para mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, busca un crecimiento económico que sea inclusivo, equitativo y respetuoso con el medio ambiente. Esto implica promover modelos económicos que generen empleo decente, reduzcan la pobreza y la desigualdad, y fomenten la eficiencia en el uso de los recursos.

El desarrollo sostenible también promueve la innovación y la adopción de tecnologías sostenibles que impulsen la productividad y minimicen el impacto ambiental. Además, se preocupa por la gestión responsable de los recursos naturales, evitando su sobreexplotación y buscando soluciones que equilibren las necesidades económicas con la conservación de los ecosistemas.

  1. Dimensión social: El desarrollo sostenible busca garantizar el bienestar y la calidad de vida de todas las personas, promoviendo la igualdad de oportunidades y la justicia social. Esto implica abordar las desigualdades existentes, tanto a nivel nacional como global, y garantizar el acceso a servicios básicos como la educación, la salud, la vivienda y el agua potable.

El enfoque social del desarrollo sostenible también incluye la promoción de los derechos humanos, la igualdad de género y la participación ciudadana. Se busca empoderar a las comunidades y promover la inclusión de los grupos más vulnerables, como las personas en situación de pobreza, los pueblos indígenas y las personas con discapacidad.

  1. Dimensión ambiental: La dimensión ambiental del desarrollo sostenible se centra en la conservación y protección del medio ambiente, reconociendo que los recursos naturales son limitados y deben utilizarse de manera sostenible. Se busca reducir el impacto ambiental de las actividades humanas, minimizar la contaminación y preservar la biodiversidad.

El desarrollo sostenible promueve la adopción de prácticas y tecnologías que sean respetuosas con el medio ambiente, como la energía renovable, la eficiencia energética, la gestión sostenible de los bosques, la agricultura sostenible y la gestión adecuada de los residuos. También se preocupa por la mitigación y adaptación al cambio climático, promoviendo acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalecer la resiliencia de las comunidades ante los impactos del cambio climático.

El desarrollo sostenible se basa en una perspectiva de largo plazo, considerando los impactos a futuro y buscando soluciones equitativas que satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras. Para lograrlo, es fundamental la colaboración entre gobiernos, sociedad civil, sector privado y la comunidad internacional, así como la adopción de políticas y medidas muy concretas, que, cuanto mejor se lleven a cabo, más efectos conseguirán.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada por las Naciones Unidas en 2015, establece 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que abarcan una amplia gama de temas, desde la erradicación de la pobreza y el hambre, hasta la igualdad de género, la energía limpia, la educación de calidad y la acción climática. Estos ODS proporcionan una guía y un marco de acción para lograr un desarrollo sostenible a nivel global.

¿Por qué es importante que el sector de la construcción haga buen uso del desarrollo sostenible?

El sector de la construcción desempeña un papel crucial en el desarrollo sostenible debido a su impacto significativo en el medio ambiente, la economía y la sociedad.

A continuación, se presentan algunas razones por las cuales es importante que el sector de la construcción haga un buen uso del desarrollo sostenible:

  1. Impacto ambiental: La construcción tiene un impacto considerable en los recursos naturales y el medio ambiente. Desde la extracción de materiales de construcción hasta la generación de residuos y la energía consumida en los edificios, el sector puede causar la degradación del medio ambiente, la pérdida de biodiversidad y la emisión de gases de efecto invernadero. Al adoptar prácticas y técnicas constructivas sostenibles, como el uso de materiales reciclados, la eficiencia energética y la gestión adecuada de los residuos, el sector de la construcción puede reducir significativamente su impacto ambiental y contribuir a la protección del medio ambiente.

  2. Eficiencia energética y cambio climático: La construcción es responsable de una parte significativa del consumo mundial de energía y emisiones de gases de efecto invernadero. La adopción de medidas de eficiencia energética en los edificios, como el mejor aislamiento, el uso de sistemas de energía renovable y la implementación de diseños pasivos, puede reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono. Esto contribuye a mitigar el cambio climático y a reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

  3. Mejora de la calidad de vida: Los edificios sostenibles y bien diseñados tienen el potencial de mejorar la calidad de vida de las personas. Al considerar aspectos como la iluminación natural, la calidad del aire interior, la accesibilidad y el confort térmico, se pueden crear espacios más saludables y cómodos para los ocupantes. Además, los edificios sostenibles pueden reducir la exposición a sustancias tóxicas y promover estilos de vida más saludables.

  4. Responsabilidad social y equidad: La construcción sostenible también aborda aspectos sociales, como la equidad y la responsabilidad social. Los proyectos de construcción pueden tener un impacto significativo en las comunidades locales, desde la creación de empleo hasta la mejora de la infraestructura. Al considerar el bienestar de las comunidades, la participación ciudadana y la inclusión de grupos marginados, el sector de la construcción puede contribuir al desarrollo social sostenible.

  5. Oportunidades económicas: La adopción de prácticas constructivas sostenibles puede generar oportunidades económicas para el sector. El mercado de la construcción sostenible está en crecimiento y existe una demanda cada vez mayor de edificios y proyectos que cumplan con estándares ambientales y sociales. Las empresas que adoptan enfoques sostenibles pueden diferenciarse, acceder a nuevos mercados y beneficiarse de eficiencias operativas a largo plazo.

En Geneop opinan que “es importante que el sector de la construcción haga un buen uso del desarrollo sostenible debido a su impacto en el medio ambiente. La adopción de prácticas constructivas sostenibles no solo contribuye a la protección del medio ambiente, sino que también puede mejorar la calidad de vida de las personas, promover la equidad social, económica y mundial. Por lo tanto, creemos que empresas como la nuestra han de seguir fielmente la normativa para respetar el medio ambiente y a las personas que van a vivir en nuestras nuevas construcciones”.

Estas son algunas normativas que las constructoras han de respetar a la hora de iniciar un proyecto

Las normativas de sostenibilidad que las constructoras deben respetar pueden variar según el país y la región. Sin embargo, existen algunas regulaciones y estándares ampliamente reconocidos a nivel internacional que las constructoras pueden tener en cuenta al iniciar un proyecto. Algunas de estas normativas son:

  1. Certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design): LEED es un sistema de certificación ampliamente utilizado para evaluar la sostenibilidad de los edificios. Establece requisitos y criterios en áreas como eficiencia energética, uso de materiales sostenibles, calidad del aire interior y gestión del agua. Los proyectos de construcción pueden aspirar a obtener una certificación LEED, que se otorga en diferentes niveles, como Certified, Silver, Gold y Platinum, según el grado de cumplimiento de los requisitos.

  2. Código Internacional de Construcción Sostenible (International Green Construction Code, IgCC): El IgCC es un código de construcción que promueve prácticas sostenibles en la construcción de edificios. Proporciona requisitos y pautas en áreas como eficiencia energética, gestión del agua, calidad del aire interior, sostenibilidad de los materiales y diseño del entorno. El IgCC busca mejorar el rendimiento sostenible de los edificios y reducir su impacto ambiental.

  3. Certificación BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method): BREEAM es un método de evaluación y certificación utilizado en muchos países para medir la sostenibilidad de los edificios. Evalúa aspectos como la energía, el agua, los materiales, la gestión del medio ambiente, la salud y el bienestar de los ocupantes. BREEAM proporciona una puntuación final que indica el nivel de sostenibilidad alcanzado por el edificio.

  4. Códigos y regulaciones locales: Además de los estándares internacionales, las constructoras deben cumplir con los códigos y regulaciones locales de construcción y medio ambiente en la jurisdicción en la que operan. Estos códigos pueden incluir requisitos relacionados con la eficiencia energética, la gestión de residuos, la conservación del agua y la protección del medio ambiente. Es importante investigar y comprender las regulaciones específicas de cada localidad y cumplir con los requisitos correspondientes.

Por último, has de saber…

… que las constructoras han de realizar una investigación exhaustiva sobre las normativas y estándares aplicables en su área antes de iniciar un proyecto. Si no lo hacen, preocúpate.

Además de las regulaciones obligatorias, también es recomendable considerar la implementación de prácticas y tecnologías sostenibles adicionales que puedan mejorar el impacto ambiental y social del proyecto.

Compartir esta publicacion

ARTICULOS RELACIONADOS

casa rural

Consejos para elegir una casa rural

El número de alquiler de casas rurales ha crecido de manera importante en España, algo en lo que han querido incidir los profesionales del sector de casaruralcaminoblanco.com, y eso que hay un sistema bastante complejo debido a las regulaciones existentes entre las Comunidades Autónomas. En

Impulso hacia eficiencia y sostenibilidad en gestión de fincas

La gestión agrícola actual enfrenta desafíos que van más allá de las simples ganancias económicas. La necesidad de implementar operaciones sostenibles y eficientes se ha convertido en una necesidad urgente debido tanto a la demanda del mercado como a la creciente conciencia sobre la importancia

no hay más entradas