Trucos para preparar oposiciones con éxito

Trucos para preparar oposiciones con éxito

Las oposiciones no son solo estudiar, como defienden los especialistas en este tipo de pruebas de iefyl.es . Una vez que se elige la oposición a la que nos queremos presentar, debemos estar seguros de que optamos por el mejor método. De lo contrario estaremos dando pasos que nos pueden llevar al fracaso en nuestro objetivo. Siempre conviene recordar que las oposiciones no consisten en aprobar, se tiene que lograr una plaza para nosotros.

Conociendo más sobre las oposiciones

Siendo realistas, las oposiciones cuestan dinero, todo depende de lo que busquemos. Siempre es interesante buscar un temario, buen preparador y todo lo fundamental para comentar a estudiar.

El comienzo del estudio debe ser cuando el sitio de estudio lo tengamos acondicionado. Un cuarto para estudiar que será nuestro lugar donde “darlo todo”.

Un tablón para organizarnos

El contar con un tablón es ideal para organizar y planificar. Tener éxito en las oposiciones necesita de un plan, dosificación en el esfuerzo y una dosis de constancia. Además, hay que estar motivado, de tal forma que podamos aguantar todo el esfuerzo que termina suponiendo la preparación de la oposición.

¿Cómo comenzamos nuestro estudio?

Hay que pensar en las oposiciones como si fuera un empleo. No somos religiosos de clausura. Si te lo tomas así, es fácil que en unos pocos meses te satures. No por echar más horas vas a rendir más.

Se tiene que empezar la preparación de las oposiciones a media jornada, durante unas cuatro horas que son accesibles para todos. Además deberemos realizar algún descanso entre medias. No olvidemos que es necesario acostumbrarse al ritmo, progresivamente.

En unos tres meses, podemos ir subiendo el número a cinco horas y en el mes cuarto incluso a seis horas. Para el sexto mes es posible ya estar a tiempo completo, las ocho horas. En este sentido, los fines de semana estarían libres, reservándolos para cuando esté la celebración de la oposición más cercana. Si trabajas, deberás echar las horas cómo y cuándo puedas.

No olvidemos que el tiempo total con el que contamos hay que distribuirlo adecuadamente, pues los exámenes llegan antes de lo que pensamos. Otro aspecto interesante es el de realizar simulacros de examen mensuales. Los test o los exámenes merece la pena ensayarlos.

Ay que tener cierta flexibilidad y realismo: Un sistema de bonificaciones puede ser realmente útil. Con él, tendríamos un bono que nos puede dar del orden de tres cambios mensuales. Cada vez que vayamos haciendo un cambio iremos cogiendo una parte del bono hasta que acabe. Lo más recomendable es no gastar el bono completo.

Para los opositores, una parte importe del estudio tienen que ser los repasos, especialmente cuando no se quiere olvidar lo que se estudia. Por todo ello, es necesario hacer un repaso debidamente equilibrado con el estudio.

En cuanto al estudio como tal, vamos a ser más concretos:

Primer punto: lectura

Cuando ya se dispone de la totalidad del temario, debemos sentarnos a leer con tranquilidad. Aquí hay que tener en cuenta que la ilusión es alta. Todo nos va a parecer positivo.

Segundo punto: subrayado

Algo que no es muy dificultoso, pues solo hay que ir subrayando y recordarlo. Todavía la motivación es muy elevada.

Tercer punto: resumen

Se empieza a flaquear en esta parte del estudio. Aquí hablamos de un primer esfuerzo y la motivación es posible que haya comenzado a bajar. No todo parece ahora tan fácil y existen muchos temas.

Cuarto punto: esquemas

En este punto al que llevamos podemos volver a tomar la buena senda, puesto que es un refuerzo que colabora a que recordemos las ideas más importantes de forma sencilla.

La problemática más importante aparece en la memorización. Nos va a parecer que nunca podremos aprender tal o cual cosa. Al final todo es un problema de tiempo. Si otras personas lo hicieron, tú también puedes.

No hay que olvidar que algunas reglas tienen más eficacia que otras, y aunque parezca que tenemos que memorizar como si fuera una biblia, al final es una forma de hacernos el camino más sencillo.

Nunca hay que rendirse y el camino que debes andar para ser opositor, seguro que termine ayudándote en los sacrificios.

Queremos terminar diciendo que para tener más cerca el triunfo, solo tenemos que afrontar la parte del repaso, la que más se agradeced en el estudio. Recordemos que cada tema que repasemos será un paso adelante, sin duda.

Cada día será uno menos para lograr el objetivo que tenemos y la autoestima pasa a reactivarse.