shutterstock_1539626618(FILEminimizer)

10 trucos para pintar tú mismo tu casa

Apostar por pintar tú mismo las paredes de tu hogar puede ser una decisión acertada porque permite ahorrar dinero. Sin embargo, conlleva tiempo de preparación y trabajo. Pero para que la tarea sea lo más sencilla posible en este artículo hemos reunido 10 trucos para pintar tu mismo tu casa que seguro que te serán de gran ayuda.

  1. Prepara todos los productos y herramientas

El primer paso para pintar tú mismo las paredes de tu hogar es comprar todos los productos y herramientas necesarios.

“Para pintar las paredes son necesarios varios utensilios como rodillos, brochas, cubeta y por supuesto, la pintura. También son necesarios elementos de protección tanto para el pintor como para la estancia como mono, guantes, cartón y cintas de carrocero”, explican desde ArteSpray, tienda online de bellas artes y manualidades donde cuentan con un amplio abanico de pinturas para hogar.

No obstante, estos son los utensilios básicos. Hay otros productos y herramientas que pueden ser recomendables como una escalera para acceder a las zonas más altas o al techo o productos de limpieza.

  1. Prueba diferentes tonos

Otro truco que te será de gran ayuda a la hora de pintar las paredes de tu hogar es probar diferentes tonos de pintura. Si tienes dudas entre varios colores puedes probar diferentes tonos. Pinta un brochazo de cada color en la pared para poder imaginarte mejor cómo quedaría y observa los brochazos en diferentes horas del día.

Porque no es lo mismo ver las muestras que cómo queda el color realmente en la pared. Además, si observas cómo queda el color durante diferentes horas podrás apreciar cómo la luminosidad índice en el tono.

  1. Calcula la pintura

Es muy importante que calcules bien la pintura que necesitas para cada estancia. Para saber la pintura que necesitas lo primero que tienes que hacer es calcular la superficie que hay que pintar. Esto se hace multiplicando la altura por el ancho de cada pared y sumando los resultados de todas las paredes de la estancia.

Una vez que ya tengas los metros cuadrados que tienes que pintar puedes comprar los botes de pintura. Según un artículo de la web Pinto mi casa (que puedes leer completo pinchando aquí) un litro de una pintura de calidad da aproximadamente para 10 metros cuadrados, mientras que en acabados rugosos entre 6 y 4 m² y las pinturas de baja calidad cerca de 5 metros cuadrados.

  1. Planifica la pintura

Otro truco que te será de gran ayuda para pintar la casa de forma rápida y sencilla es planificar. Por ejemplo, por la estancia por la que vas a comenzar y el orden de las paredes. Debes tener en cuenta que los profesionales recomiendan empezar por el techo para evitar que una vez que las paredes estén listas caigan gotas inesperadas.

Puede parecer una tontería, pero será de gran ayuda cuando estés manos a la obra y surja alguna complicación o se termine una estancia y haya dudas por dónde seguir. Es mucho mejor tener todo planificado con antelación.

  1. Protege bien antes de empezar

Es fundamental que protejas bien la estancia antes de empezar a pintar. En el suelo debes poner plástico o cartones. Mientras que con cinta de carrocero debes tapar los enchufes, interruptores, zócalos, marcos de puertas y de ventanas. Así evitarás que se manchen con pintura.

Además, debes tener en cuenta que la cinta de carrocero se debe quitar cuando la pintura todavía esté algo húmeda para evitar que la cinta se lleve trozos de pintura seca.

  1. Escoge bien el día para pintar

Escoger bien el día para pintar te ayudará a que el resultado sea bueno. Según los expertos no es recomendable pintar en días con lluvia o demasiado cálidos. Los mejores días para pintar son los días secos en los que no hace ni demasiado frío ni demasiado calor. Porque con esta temperatura y clima la pintura seca antes y mejor.

  1. Ventila bien la estancia

Ventilar la estancia mientras se pintan las paredes o el techo es un consejo básico para garantizar la seguridad. Debes abrir las ventas y poner algún tope para que no te sorprenda el viento y evitar que se abran o se cierren.

  1. No uses demasiada pintura

Un error común que cometen muchas personas sin conocimientos es utilizar demasiada pintura. Y esto puede provocar que queden pegotes o que el color no sea uniforme en las paredes. Además de que se estará gastando más pintura de la necesaria.

Según los expertos se debe sumergir la brocha en la pintura menos de dos tercios. Y en el caso de si se utiliza rodillo se debe quitar el exceso de pintura en la cubeta.

  1. Ten cuidado con diseños especiales

Si eres un principiante debes tener cuidado con los diseños especiales. Puede que te gusten las formas geométricas o los murales, pero debes siempre ser consciente de tu experiencia y habilidad. Porque hay algunos diseños de paredes que pueden parecer sencillos, pero que realmente no lo son (al menos para novatos). Por lo que si te aventuras sin tener demasiada mano con la brocha puedes organizar un auténtico desastre y perder tiempo y dinero. Así que ten claro tu nivel y opta por un tipo de pintura adecuado a tu nivel.

  1. Nunca pintes sin luz

Antes decíamos que pintar con demasiada pintura es un erro común en novatos. Y otro fallo recurrente es pintar sin luz. Muchas personas deciden realizar esta tarea a pesar de que no haya demasiada luz natural y antes incluso de que haya electricidad. Sin embargo, nunca se debe pintar sin luz, ya sea natural o artificial. Porque sin luz no se pueden apreciar bien los fallos o cómo queda el tono en la pared.

Esperamos que estos trucos te sean de ayuda para pintar tú mismo tu hogar. Pero si ves que es demasiado complicado, quieres diseños especiales o no cuentas con el tiempo necesario lo mejor es confiar en profesionales.

Compartir esta publicacion

ARTICULOS RELACIONADOS

Pulverizar en lugar de pintar

Pintar con brocha y rodillo puede resultar tedioso. Especialmente si tienes grandes superficies. Con un sistema de pulverización de pintura, no sólo pulverizas la pintura de manera uniforme sobre la superficie deseada, sino que puede hacerlo hasta tres veces más rápido que con las herramientas

no hay más entradas