Cómo evitar dolores en el pecho durante la menstruación

Cómo evitar dolores en el pecho durante la menstruación

Los dolores en el pecho son uno de los síntomas más presentes durante el tiempo de la menstruación. ¿Por qué ocurre esto? Como casi todo en la maldita regla se lo debemos a las hormonas. Sí, esas que son capaces de hacernos cambiar de opinión en 10 segundos, que nos cambien el estado de ánimo y pasamos de llorar a reír, o que nos hace sentir que ese día no aguantamos a nadie.

Es común sentir dolor en los pechos o en los pezones en la época en la que la progesterona llega a su pico, es decir, una semana antes de que te llegue el periodo. Si tienes un ciclo de 28 días, notarás sensibilidad alrededor del día 21. Ese dolor debería amainar al caer los niveles hormonales, justo antes de o durante la regla.

Se caracteriza porque aparece entre 5 y 7 días antes de la menstruación y con ésta el dolor disminuye o desaparece. Estos dolores se deben a  las fluctuaciones hormonales que tienen lugar durante el ciclo menstrual. Es decir que Los niveles de estrógenos llegan a su punto más alto hacia la mitad del ciclo, y la progesterona alcanza sus niveles más altos la semana siguiente. Es como si hubiera una fiesta de hormonas en el pecho. Además, el pecho se ve más afectado porque tiene receptores de estrógenos y progesterona, por lo que estas hormonas ‘se ceban’ con él. Está claro que no resulta nada cómodo esa fiesta que las hormonas se pasan a tú costa en tus pechos.

¿Qué se puede hacer?

Primero hay que tener paciencia y ser conscientes de este cáliz que nos has caído. Otros factores son más de tener sentido común.

  • Por ejemplo el de usar un sujetador de la talla adecuada o ponerse un sujetador deportivo a la hora de hacer ejercicio. Son muy recomendables los que puedes encontrar en Lencerías Paqui. Y hablando de hacer deporte, poca gente sabe salir a correr durante la semana anterior a la menstruación parece servir de ayuda.
  • Evita consumir alimentos irritantes: estos pueden provocar la inflamación de las mamas, por ejemplo alcohol y grasas. También está bien evitar ingerir cafeína, ya que suele agravar los síntomas.
  • Abusar de la sal en la dieta puede traducirse en retención de líquidos, lo cual empeoraría la inflamación.
  • Evita el consumo de lácteos durante esos días previos y durante la mensturación.
  • Toma vitamina E y B6 como frutas, verduras, cereales, legumbres o frutos secos.
  • Colocarnos una bolsa de agua caliente. Aunque es un método un poco arcaico y poco vistoso, en ocasiones es muy eficaz.

Tira de medicina

Y si estos métodos naturales no te alivian, el plan B es encomendarse a la medicina.

La recomendación es tomar vitaminas B1 y B6 (entre 50 y 100 mg al día) y aceite de onagra; la experta aconseja tomar este aceite durante todo el ciclo si los síntomas del síndrome premenstrual son muy agudos. Las vitaminas B1 y B6 ayudan en la producción de las hormonas sexuales. Mientras que el aceite de onagra funciona mejor si se toma de forma ininterrumpida.

Si los síntomas son muy molestos, tómate un antiinflamatorio, pero si el dolor no se pasa, lo mejor será consultar con un especialista la posibilidad de tomar la píldora anticonceptiva, ya que interrumpirá la ovulación y ayudará a que se estabilicen las hormonas. Aunque esperemos que no tengas que llegar a este nivel.

Si con todos estos consejos el dolor persiste y tenéis síntomas como secreción de sangre, dolor muy frecuente e inexplicable u otros síntomas similares la recomendación es que acudas a vuestro médico para que os realice un examen y determine su causa. Ojo, no tienes que preocuparte por estos dolores como si fuera un problema gordo, por eso no es conveniente revisarlo antes de la regla porque en ese momento el pecho está sufriendo los estragos de las hormonas y puede dar la sensación de que tiene muchos bultos.

Un poco de paciencia y esperar a que se pase la regla para que desaparezcan todos los dolores. Ahora bien, si nadie lo evita, en un mes volverás a tenerlos. Lo dicho, paciencia, compañera.