España, líder en el sector termográfico

España, líder en el sector termográfico

En nuestro país las empresas especializadas son muy bien valoradas. El sector termográfico está a buen nivel y hemos querido pedir la opinión de los expertos de Ibertronix sobre cómo funciona el sector y su empresa. Ellos se han hecho famosos en el sector por poner a disposición de sus clientes ingeniería especializada capaz de medir la temperatura gracias a los sistemas termográficos y pirómetros infrarrojos, así como en visualizar el interior de los hornos.  Para ellos, según su propia experiencia, el éxito se basa en responder a las necesidades expuestas por la clientela.

Ellos trabajan con marcas importantes y esto permite que sus clientes cuenten con soluciones que se puedan ajustar más a lo que realmente necesitan. Esto nos dicen que es algo que no todas las empresas hacen y que les da muy buenos resultados.

Calibran también los pirómetros y reparan los sistemas de vídeo para hornos, lo que hace que también puedan sus clientes tener un servicio técnico próximo y de verdadera calidad. Tener un servicio técnico buena diferencia a Ibertronix de otras empresas del ramo. Viéndolo desde fuera, parece mentira que estas cosas no se cuiden tanto, pero es de suponer que su competencia con el paso del tiempo se adaptará a un mundo comercial donde el cliente es el que manda.

Nos comentan también que, en su caso, son ellos los que venden, instalan y realizan el mantenimiento de las instalaciones. Cuentan con sistemas para detección de incendios o los siempre útiles sistemas termográficos que miden infrarrojos fuera de los propios hornos rotatorios.

Vamos a ver según cuales son las 4 especialidades más interesantes del sector y en las que ellos trabajan:

Pirómetros ópticos

Estos son pirómetros que se utilizan para hornos de DIAS Infrared, los cuales quedan muy compactos, son de gran precisión y se instalan muy fácilmente. A la hora de seleccionar las ópticas podemos optar por el instrumento que tenga una mejor adaptación a las clases de aplicación. Los rangos irán de 40 bajo cero a los 3000 grados.

Sistemas termográficos

Ellos en este apartado, lograron desarrollar con DIAS y CMV unos sistemas termográficos que se utilizan para aplicaciones especiales. Son sistemas termográficos que son diseñados y desarrollados para expertos y profesionales que cuentan con una elevada experiencia y cualificación, por lo que se fabrican con los mejores materiales.

Cámaras termográficas

Son usados a la hora de medir la temperatura sin necesidad de contacto y tienen la función de poder ver los mapas de distribución de temperatura en 2D con una elevada resolución, tanto para los objetos en movimiento como para los fijos.

Aquí es posible elegir entre diferentes resoluciones y clases de carcasas, para así contar con el equipo que mejor se ajuste a la aplicación y a sus necesidades. Si hablamos de cámaras termográficas portables, FLIR, es una de las mejores marcas y ellos decidieron trabajar con dicha marca por sus grandes prestaciones.

Las ventanas infrarrojas también destacan por facilitar el trabajo que realizan los técnicos de mantenimiento, dedicándose a instalarlas en los armarios eléctricos, lo que evita que los técnicos recurran a la apertura de los armarios siempre que haya un recorrido de inspección, evitando que se produzcan riesgos laborales al no poder mantener el contacto directo con los armarios de potencia y así se reduce el tiempo que duran las inspecciones para el mantenimiento.

Sistemas de visión y termográficos para el interior de los hornos

Terminamos este repaso a las especialidades más interesantes, donde queda claro que en el caso de Ibertronix han optado por buscar lo que realmente interesa más a sus clientes.

Estamos en un sector donde estar a la última en cuanto a la tecnología es importante pero aún lo es más saber qué es lo que quiere el cliente y lo que le va a ser de utilidad. Los clientes según Ibertronix, buscan dar soluciones a unas necesidades en este sector bastante específicas, pero en ocasiones si que pueden llegar algunos clientes con menos conocimientos a los que hay que asesorar convenientemente.

El tener a verdaderos especialistas a la hora de atenderles aporta un valor que es importante para que la compra que se realice se ajuste realmente a lo que es necesario para su empresa, por lo que no hay que escatimar en este esfuerzo, algo que podemos hacer extensible a todos los sectores.