Hablemos del Pucherazo en las Oposiciones Policía Local de Cartagena

Hablemos del Pucherazo en las Oposiciones Policía Local de Cartagena

Como muchos de vosotros ya sabréis, el pasado mes de marzo saltó a los medios de comunicación una noticia sobre el “pucherazo” que hubo en las oposiciones a policía local de Cartagena, en Murcia. Ahora, ese “pucherazo” podría sentar a la alcaldesa de la localidad ante un tribunal, algo que hasta ahora no se había visto en nuestro país, al menos no ante cargos principales de ninguna autonomía.

Lo que ocurrió

Se convocaron 19 plazas para Policía Local en Cartagena consiguiendo así que miles de aspirantes, que habían gastado su tiempo y dinero preparándose, se presentara a dicha oposición con grandes esperanzas. Sin embargo, algunas actuaciones del Ayuntamiento en dicha oposición hicieron saltar la alarma:

  • No hubo vocal en el jurado de la Comunidad Autónoma para impedir los “enchufes a dedo”.
  • Irregularidades en los carnets de conducir demandados en la oposición pues, por ley, es imprescindible que los aspirantes tengan el carnet A2, pero algunos de los elegidos contaban solo con el permiso B.
  • Se cambiaron las normas para eliminar la obligatoriedad de disponer de carrera universitaria para acceder a puestos de mando con el fin de dar esos puestos a candidatos sin licenciaturas.
  • Y para colmo, la Comunidad Autónoma no tuvo conocimiento y, en consecuencia, no informó de esta oferta laboral tal y como requiere la ley.

Las consecuencias

Ante el pucherazo revelado por La Tribuna de Cartagena, Ana Belén Castejón ha estado intentando variar la posición de su concejal, Francisco Aznar pero  el concejal ha dicho que mantiene las oposiciones tal y como han sido convocadas. De este modo, Aznar ha sido apartado de sus funciones y  Ana Castejón ha nombrado en su lugar a Mercedes García Gómez, directora de escena.

Además, justo días antes de que la alcaldesa fulminase de su puesto a Francisco Aznar, éste informó de que las oposiciones a Policía, por las que luchaban 400 personas para 19 puestos, y que se iban a celebrar este verano, se aplazaban hasta el próximo año.

Menos salario, más objetividad

Este tipo de noticias que saltan a la palestra, además del ya extendido rumor sobre “los dedos” que hay en las oposiciones locales, es lo que hace que miles de aspirantes prefieran opositar a puestos nacionales a pesar de que el salario sea inferior. Debido a ello, para las oposiciones 2018 de Policía Nacional, se espera una gran afluencia, sobre todo teniendo en cuenta que se convocan 2900 plazas.

Miles de academias repartidas por todo el territorio nacional preparan a jóvenes, y no tan jóvenes, aspirantes a policía. En Academia Marín nos han confirmado que el número de matriculaciones de este año se han disparado, llegando a triplicar la media.

Requisitos Policía Nacional 2018

Estos son los requisitos necesarios para poder aspirar a una plaza en las oposiciones de Policía Nacional:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Ser mayor de 18 años.
  • Estatura mínima de 1,65 metros los hombres y 1,60 las mujeres.
  • Estar en posesión del título de bachiller o equivalente.
  • Compromiso de portar armas y utilizarlas de ser necesario.
  • No haber sido condenado por delito doloso ni inhabilitado para el ejercicio de las funciones públicas.
  • Estar en posesión del permiso de conducción de la clase B.
  • No padecer defecto físico ni enfermedad que incapacite para el desempeño del puesto.

Además,  se considerará como una incapacidad para desempeñar las funciones, cualquiera de las recogidas en el cuadro de exclusiones médicas de Policía Nacional.

¿Y qué enfermedades no pueden tener los aspirantes a Policía Nacional? Son muchas, algunas lógicas (como problemas mentales o ciertas discapacidades) y otras no tanto. Por ejemplo, los aspirantes pueden padecer psoriasis, ni diabetes, ni celiaquía, ni ser portadores de VIH. Debido a ello, las asociaciones de enfermos denuncian “discriminación por salud”.

Las pruebas

Las pruebas de las oposiciones de Policía Nacional se dividen en tres fases:

  • Pruebas Físicas: se divide a su vez en tres ejercicios. Un recorrido recogido en el gráfico representativo de las bases, sin derribar vallas y banderines, una prueba de flexiones (extensión de brazos para las mujeres) y una carrera de 1.000 metros sobre una superficie lisa, plana y dura.
  • Segunda fase: en ella se incluyen dos partes. Un cuestionario de preguntas acerca de las funciones policiales, recogidas en el temario. Se califica de 0 a 10 y se necesita obtener un mínimo de 5 para acceder a la siguiente prueba. El otro ejercicio consiste en un cuestionario de ortografía.
  • Tercera fase: consta de tres partes. Un reconocimiento médico (para descartar exclusiones médicas), entrevista personal y test psicotécnicos.

¿Te animas a intentarlo?