Importar un coche puede ser la solución a tus sueños

Importar un coche puede ser la solución a tus sueños

La globalización es un fenómeno imparable que no deja indiferente a nadie, y que ofrece situaciones de la vida que son realmente formidables. Gracias a la globalización podemos tener con total normalidad productos que se venden en el extremo más lejano del planeta, y además de manera realmente sencilla.

Esto se ha potenciado con el eCommerce y plataformas como Alibaba y Aliexpress, hasta el punto de que en menos de dos semanas podemos tener productos importados de china a precios casi ridículos. Aunque no siempre es así, porque hay algunos bienes que se deben importar a la antigua usanza.

Esto conecta con la última cosa que he visto, un Ford Mustang antiguo amarillo con dos rallas negras que recorren el vehículo de extremo a extremo. Este tipo de vehículos no se pueden encontrar en España porque nunca se llegaron a comercializar, al igual que otros vehículos que únicamente se pusieron a la venta en algunos mercados.

Los vehículos levantan pasiones, ya sean coches, motos o sidecares, hasta el extremo de que hay algunas personas dispuestas a cruzar el charco para conseguir algún modelo de vehículo que era la pieza angular de alguna fantasía de la juventud. Aunque tampoco hay que irse tan lejos, ya que Inglaterra, Ítala y Alemania tienen algunas piezas de coleccionista realmente codiciadas.

En el artículo de hoy vamos a hablar de importaciones de vehículos, una actividad que llevan a cabo muchas personas pero que puede generar problemas importantes si no se tienen los documentos en regla, o si no se consigue homologar el vehículo para la circulación en nuestro país.

Muchas veces la importación lleva consigo contratar un servicio por barco para traer el vehículo, otras puedes conducirlo directamente hasta casa, y a veces debes contratar un servicio de transporte de vehículos. Transportes Cars es una empresa de transporte de  vehículos por carretera, con más de diez años de experiencia, especializada en el transporte nacional e internacional que ofrece sus servicios tanto para pymes, autónomos y grandes empresas como para particulares.

Qué debes de saber cuándo importas un vehículo a España

Existen diferentes asuntos que se desconocen totalmente por los propietarios de vehículos importados. A la hora de importar se tienen que realizar una serie de controles y procedimientos que puede encarecer con creces el precio del vehículo si no se tienen los documentos necesarios en regla.

Lo primero que debemos de asegurarnos cuando compramos un coche en el lugar donde lo compramos, es que la documentación esté en regla, de manera que cuando lleguemos a España, no tengamos problemas legales. La siguiente documentación es la que tienes que asegurarte de tener cuando el vehículo entra en España.

Debes de disponer de un comprobante de propiedad, que normalmente es una factura original, recibo o contrato de compra-venta. Lo importante de este documento es que cumpla con las reglas de una factura o ticket, es decir, que tenga todos los datos de la empresa o particular que vende el vehículo, incluyendo número de identidad del vendedor. Además necesitarmeos copia de este documento de identificación.

También necesitamos el Certificado de Conformidad Europea (COC) del vehículo, que es necesario para llevar a cabo un proyecto de homologación unitaria, que por lo general se puede realizar en un laboratorio autorizado. Esto nos permitirá mostrar que nuestro vehículo cumple con la normativa española para circular en carreteras.

Otro de los aspectos que tienes que tener muy en cuenta antes de comprar un vehículo son los derechos arancelarios. Algo inevitable para la importación de un vehículo y pasar el proceso de desaduanaje es el pago de los derechos arancelarios. Esta tasa es aplicada sobre el precio del vehículo en el mercado y según el Arancel Aduanero Común vigente. Adicionalmente al pago de arancel, se debe pagar el impuesto sobre el valor añadido (IVA) y el impuesto sobre Determinados Medios de Transporte.

El siguiente paso es pasar la ITV para comprobar que el vehículo cumple los estándares necesarios para circular desde el punto de vista técnico como el medioambiental. Aquí necesitarás los documentos que ya hemos mencionado, más la ficha técnica del vehículo y la póliza del mismo.

Si la inspección es favorable debes de matricular el vehículo, una vez que hayan sido pagados todos los impuestos de importación y aranceles y se ha obtenido una ITV favorable, el siguiente paso es matricular el vehículo en España, para lo cual es necesario pedir una cita en la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT)