La costa española, un lugar de ensueño para nuestra segunda vivienda

La costa española, un lugar de ensueño para nuestra segunda vivienda

La costa española es una de las más codiciadas de todo el planeta y es que nuestro país presume, cada año, de ser uno de los que más turistas reciben, tanto foráneos, como nacionales. Un hecho, este, que convierte a España en uno de los mejores lugares del mundo para invertir y sacar rendimiento económico a los bienes inmuebles. Es por ello por lo que nuestra sociedad, con el paso de los años, ha ido destinando, en gran medida, parte de sus ahorros a la compra de viviendas en determinadas zonas costeras, las cuales, han ido poniendo en alquiler con, en la mayoría de los casos, muy buenos resultados económicos. En muchos de los casos, alquilar la vivienda durante los tres meses más punteros del verano, supone que el propietario pueda sufragar todos los gastos que le genera anualmente esa propiedad, pero no solo eso, sino que también estos alquileres hacen frente por si solos a la mayoría de las cuotas hipotecarias que tengamos suscritas para pagar la vivienda. Por ello, este es uno de los negocios más habituales en nuestra sociedad, así que descubrámoslo con detalle.

Tal y como os venimos avanzando, la costa española puede presumir de ser una de las más demandadas cada año en todo el planeta. Es por ello que no es de extrañar que la crisis se notase en menor medida en estas zonas, así como también la construcción sigue levantando inmuebles en estas áreas. Y es que sobre todo la zona mediterránea es la que más afluencia de turistas consigue cada año, sin embargo, esta ya no es la única, puesto que cada vez más gente opta por acudir a otros destinos costeros españoles. Aún así, quizá por el clima o por la calidez de sus aguas, lo cierto es que el mar Mediterráneo sigue acaparando el mayor número de turistas, aunque bien es cierto que las aguas cantábricas y las atlánticas, cada vez gozan de más protagonismo.

Esto que os estamos contando se traduce en que si invertimos en la costa española, en lo que a propiedades inmobiliarias se refiere, podremos obtener una interesante rentabilidad y es que hay zonas de España que esta cifra llega incluso al 14,7%, una cifra muy considerable y atractiva para nuestros bolsillos. Este estudio revela además que, entre todos los destinos de costa, Canarias es el que ofrece una mayor rentabilidad combinada (rendimientos del alquiler y plusvalías de la venta), un 14,66%, por lo que, si comprásemos un piso de 200.000 euros, en menos de 13 años lo tendríamos amortizado. Así, para todos aquellos que, como nosotros, veáis un nicho de mercado y de enriquecimiento en la compra de inmuebles, tenéis que acudir a las manos expertas de Inmodoñana y es que os recomendamos esta inmobiliaria por ser la que tiene las mejores fincas urbanas en la costa española, un activo que, sin duda, nos hará mejorar nuestra posición económica de una forma clara e interesante para nuestro bolsillo.

Además, lo bueno que tiene este tipo de negocios es que, además de sacar rendimiento por el alquiler de los inmuebles, también podemos reservar alguno de ellos para poder disfrutar nosotros de unas buenas vacaciones. Tan solo nos bastará con hacerlo en uno de los meses que menos ocupación tengan, para no influir tan directamente en la rentabilidad de la casa, y listo. Y es que, en este negocio, en caso de que nos salga bien, en pocos años tendremos la casa amortizada y, con ello, una propiedad que nos generará una serie de recursos económicos que nos pueden ser de gran ayuda a final de mes. A mayores y tal y como os hemos dicho, no solo nos generará dinero, sino que lo más importante es que es de nuestra propiedad y el día que nos apetezca podremos irnos a vivir a ella o por el contrario, si la economía vuelve a caer en recesión, siempre podremos venderla o hipotecarla para lograr un colchón financiero.

Los europeos también escogen España para su segundo hogar

No solo somos los españoles los que optamos por tener una segunda vivienda en nuestras costas, sino que también cada vez son más los europeos que buscan en las costas españolas un lugar donde establecer su casa de vacaciones. Esto supone que nuestras costas cada vez estén más pobladas de extranjeros que no solo compran vivienda, sino que también contribuyen a nuestra economía comprando en los diferentes establecimientos de la zona en la que se asienten, lo cual es muy importante para nuestra economía nacional.