shutterstock_1860998878 (1)

Los negocios que quieran competir con las máximas garantías necesitan una web potente

En un mundo en el que la comunicación lo es todo, disponer de herramientas que nos permitan cultivar esta comunicación y hacer de ella algo efectivo se ha convertido en trascendental. Y es lógico que así sea. Todas las grandes empresas cimientan su éxito, entre otras cosas, en un departamento de Marketing y Comunicación sobre el que recae toda la estrategia publicitaria de su compañía. Y no cabe duda de que la relevancia del trabajo de este tipo de departamentos es muy grande (y cada vez lo es más). La gestión de una web o la de las redes sociales son varias de las competencias más grandes que tiene la gente que trabaja para estos departamentos.

Ya sabéis que las redes sociales o la web son dos elementos a través de los cuales hay una comunicación más ágil entre la compañía propietaria y el cliente. Hacer que esa comunicación exista es una de las claves que contribuye a que las personas accedan a comprar el producto o servicio en el que somos especialistas y a que las personas que ya nos han comprado algo se fidelicen. Cualquiera de estos dos asuntos es básicos para asegurar el negocio de las empresas, con independencia del sector al que se dediquen.

Vamos a centrar nuestro discurso en lo que se refiere a las páginas web. ¿Cuántas hay en todo el mundo? Ya sabéis que es complicado saberlo porque el dato está en constante evolución con el paso de los días. Según un estudio llevado a cabo por los profesionales del portal web Statista, en 2021 existían un total de 1.880 millones de páginas web, si bien es cierto que muchos de ellos se encontraban inactivos. De todas maneras, el simple dato pone de manifiesto la importancia que le da la gente a una cuestión como de la que estamos hablando.

La red social LinkedIn se hizo eco de algunas de las ventajas asociadas a disponer de un sitio web en Internet para una empresa. En concreto, se mencionan seis ventajas, que son las siguientes:

  • Permite una publicidad constante, que no descansa y que está activa 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año.
  • Es una herramienta que nos puede proporcionar imagen y prestigio. Para ello, como es lógico, debemos tenerla bien actualizada.
  • Nos ofrece una presencia en todos los ámbitos, ya sea local, nacional o mundial. Esto nos permite que la cantidad de gente que compone nuestro público objetivo y nuestra clientela potencial ascienda de un modo exponencial.
  • Es una manera de ahorrar recursos económicos y tiempo. En el primer caso, pensad en la reducción de la inversión en catálogos en papel que puede acometerse merced a este asunto. En el segundo de esos casos, pensad en la disminución de llamadas telefónicas que pueden producirse si ofrecemos la información precisa acerca de nuestra actividad en nuestra web.
  • Como consecuencia del tercero de los puntos de esta clasificación, se nos abre la opción de ganar clientes y ventas y hacer, de este modo, que crezca la cartera de clientes de la entidad.
  • Ofrece la posibilidad, bastante interesante a nuestro juicio, de encontrar nuevos proveedores. Esto nos abre la puerta a obtener más servicios o un precio más económico por el mismo tipo de servicios que estamos recibiendo en estos momentos.

Son muchas las empresas y las personas particulares que, disponiendo de una página web para comercializar sus servicios, han detectado la necesidad de aprovecharse de una de las ventajas derivadas de un correcto diseño de esa web. A causa de esto, se han dejado de lado diferentes modelos de publicidad más tradicionales y se ha incrementado la apuesta por la web y por otros recursos ligados al marketing digital. Es una tendencia que, según los expertos de DCM-Web, ha venido para quedarse y que todavía va a seguir incrementándose a medida que más empresas vayan adquiriendo conciencia acerca de la importancia que resulta estar presentes y mantenerse vivos en un entorno como el digital.

La venta online hace que muchas empresas se sumen a la causa

El hecho de que se haya desarrollado el ecommerce a una velocidad imparable en los últimos años ha hecho posible que muchas entidades hayan empezado a considerar la posibilidad de crear una página web. Y es que el ecommerce, que ya era una modalidad de venta muy importante antes de que llegara la pandemia, ha supuesto un cambio de paradigma enorme dentro del comercio mundial. Es una vía muy importante de cara a aumentar el volumen de negocio de los diferentes comercios, pero hace que sea imprescindible que se disponga de un soporte como el que permite construir una web.

 

Compartir esta publicacion

ARTICULOS RELACIONADOS