shutterstock_2175605815(FILEminimizer)

¿Qué consecuencias puede ocasionarnos no cuidar nuestra salud bucal?

La salud dental es un aspecto fundamental para asegurarnos una buena calidad de vida y bienestar general, de manera que no podemos pasarla por alto en ningún momento del día ni debemos ser perezosos o dejados a la hora de decidir si nos lavamos o no los dientes.

Los dientes y las encías en especial son esenciales para nuestra capacidad de comer y nutrirnos adecuadamente, pero eso no es todo, ya que si no las cuidamos podemos sufrir dolencias que también pueden afectarnos a nuestra salud en general. De manera que, si no disponemos del correcto y adecuado cuidado de nuestros dientes y encías, podemos desarrollar problemas tales como caries y enfermedades de las encías además de otros problemas mayores que pueden afectar nuestra capacidad para comer, hablar y sonreír con confianza.

 

¿Qué consecuencias tiene no tener una buena salud bucal?

No queremos dramatizar ni asustar a nadie, hay casos y consecuencias para todo tipo de personas, no tiene por qué afectar a todo el mundo de la misma manera.

Pero por lo que conocemos y tal y como hemos dicho anteriormente, existen consecuencias más allá de las comunes (como caries o enfermedades de las encías) que pueden afectar al resto de nuestros órganos y nuestro cuerpo, como podemos leer en artículos como éste de la web Quironsalud.

Las bacterias que se acumulan en nuestra boca pueden ingresar al torrente sanguíneo y afectar la salud de otros órganos, como el corazón y los pulmones. De hecho, la mala salud oral se ha relacionado con una serie de problemas de salud graves, como enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades respiratorias e incluso algunos tipos de cáncer.

Por lo tanto, es importante cuidar nuestra salud dental a través de una buena higiene oral, la cual podemos lograr implementando hábitos en nuestra vida a través de sencillas rutinas como cepillarse los dientes dos veces al día o usar el hilo dental y el enjuague bucal.

También es recomendable visitar regularmente al dentista y limitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas. Cuidar nuestros dientes y encías no solo nos ayuda a mantener una sonrisa saludable y atractiva, sino que también puede contribuir significativamente a nuestra salud y bienestar general.

¿Qué tipo de afecciones son las más comunes?

  1. La caries dental.

Es una de las afecciones más comunes relacionadas con la mala salud oral.

Es una enfermedad infecciosa que causa la destrucción del tejido dental. La placa bacteriana se acumula en los dientes y produce ácidos que corroen el esmalte dental, lo que puede provocar la formación de cavidades. Si no se trata, la caries dental puede provocar dolor, infección y pérdida de dientes.

2. La enfermedad de las encías.

Dicha enfermedad es también una afección común relacionada con la mala salud oral. La enfermedad de las encías es una inflamación crónica de las encías que puede provocar la pérdida de dientes y otros problemas de salud. Una de las afecciones más comunes y conocidas es la gingivitis, la cual implica el sangrado e inflamación de encías.

Esta enfermedad se puede prevenir y tratar con una buena higiene oral y visitas regulares al dentista.

3. Halitosis (mal aliento).

Es otra de las afecciones más comunes y viene dada por enfermedades como la gingivitis. La sangre acumulada en las encías acaba provocando el mal olor, en concreto es olor a sangre corrupta en nuestra boca además de incluir el olor de trozos de alimentos que se encuentran atrapados en las mismas encías.

  1. Sensibilidad dental.

La sensibilidad dental es muy común y puede afectar ante la idea de tener una vida normal. Comer ciertos alimentos azucarados o beber bebidas muy frías o calientes puede ser todo un tormento para las personas que lo sufren.

Todas estas afecciones pueden afectar la calidad de vida de una persona y, si no se tratan adecuadamente, pueden provocar problemas de salud más graves.
La salud dental es extremadamente importante para nuestra calidad de vida y bienestar general. Es importante cuidar nuestros dientes y encías a través de una buena higiene oral y visitas regulares al dentista para prevenir y tratar problemas de salud oral. Al hacerlo, podemos disfrutar de una sonrisa saludable y atractiva, así como de una vida más saludable y feliz.

¿Qué hábitos podemos seguir para prevenir y solucionar estos problemas?

  1. Cepillarse los dientes dos veces al día.

El cepillado es muy importante para lograr una buena higiene oral. Es recomendable hacerlo tras cada comida, y sobre todo no olvidarse nunca de hacerlo antes de dormir.
El cepillado puede realizarse durante dos minutos.

Además de esto, es importante utilizar un cepillo de dientes suave y una pasta dental con flúor, además, a la hora del cepillado deberemos tener en cuenta todas las superficies de los dientes, incluyendo la parte interior, exterior y superior de los dientes.

Incluso es recomendable cepillarse la lengua también, ya que las bacterias también se acumulan en la lengua.

  1. Usar hilo dental diariamente

El cepillado solo no es suficiente para limpiar los espacios entre los dientes y debajo de las encías. Es por eso que es importante usar hilo dental todos los días para eliminar la placa y los restos de comida que se acumulan en estos espacios. Se debe pasar el hilo dental suavemente entre los dientes y debajo de las encías, teniendo cuidado de no lastimarse las encías.

  1. Usar un enjuague bucal.

El uso de un enjuague bucal puede ayudar a prevenir la formación de placa y la acumulación de bacterias en la boca. Busca el enjuague bucal con flúor que mejor te venga o pregunta a tu dentista. Ante todo, debemos tener en cuenta que el enjuague bucal no es un sustituto del cepillado y el uso de hilo dental, sino un complemento.

  1. Limitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas.

Los alimentos y bebidas azucaradas pueden causar la formación de placa y caries dentales. Se debe limitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y optar en cambio por opciones más saludables, como comer frutas y verduras.

  1. Realizar visitas al dentista regularmente.

Los dentistas pueden detectar problemas de salud oral temprano y prevenir problemas más graves. Además, pueden realizar una limpieza dental profesional que ayuda a eliminar la placa y el sarro que no se pueden eliminar con el cepillado y el uso de hilo dental en el hogar.
Muchas personas le tienen miedo al dentista, por algún trauma infantil o algún suceso que les haya ocurrido. Pero nosotros te recomendamos ante todo que no lo dejes de visitar si algo malo te ocurre o necesitas una revisión tras muchos años. Si además contamos con ir a clínicas como la de DrSmile, tenemos asegurada la confianza y seguridad en cualquier momento, puesto que saben de sobra el trauma que puede ser para muchas personas y se esfuerzan cada día en ofrecer un ambiente relajado y seguro para todos sus clientes.

  1. Cuida de tu salud en general.

La salud general también afecta la salud dental. Muchos factores y enfermedades diferentes a tu salud bucal pueden acabar afectándote a la misma, por ello es importante seguir hábitos saludables que generen buena salud física y mental, tales como una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente y evitar fumar. Dichos hábitos pueden ayudarte a prevenir enfermedades crónicas que pueden afectar la salud dental.

Para acabar, te animamos a que no descuides tu salud en ningún momento para poder vivir plenamente tu vida y disfrutar de cada momento junto a tus seres queridos.

Compartir esta publicacion

ARTICULOS RELACIONADOS

La utilidad de las plataformas de gestión de RRHH

El departamento de RRHH en todo momento tiene que estar preparado para todo lo que venga y tiene que actualizarse en lo que respecta a recursos. Este departamento realiza tareas diversas pero en muchas ocasiones necesita hacer uso de determinados programas con el fin de

no hay más entradas