La importancia del control de la diabetes en la salud bucal

La importancia del control de la diabetes en la salud bucal

Debido a la gran importancia que supone tener controlada una enfermedad crónica tan frecuente en nuestro país como es la diabetes, la Sociedad Española de Periodoncia y osteointegración (SEPA), junto con la Fundación Sociedad Española de Diabetes (Fundación SED) han elaborado el informe “Diabetes y enfermedades periodontales”, redactado por los doctores David Herrera, Héctor Juan Rodríguez-Casanovas y José Luis Herrera Pombo, en el que se pone de manifiesto que las personas que padecen diabetes tienen hasta tres veces más riesgo de sufrir una enfermedad bucal como pueden ser la gingivitis y periodontitis. Además, diversos estudios consideran que las enfermedades severas de la encía y la diabetes están directamente relacionadas, formando un círculo vicioso, de tal forma que si se presenta unos niveles altos de glucosa en sangre se hace más difícil el control de la infección periodontal, lo que provoca su  empeoramiento y esto, a su vez provoca que se controle peor la diabetes y se incremente la resistencia a la insulina, facilitando así el crecimiento de las bacterias en la boca y por lo tanto la aparición de enfermedades periodontales.

Los problemas bucales más comunes y frecuentes relacionados con la diabetes son:

  • Enfermedades de las encías. Como dijimos anteriormente, la diabetes aumenta tres veces más el riesgo de padecer enfermedades de las encías y éstas pueden requerir más tiempo para controlarlas, lo que hace más que probable que la pérdida de hueso que soporta el siente sea importante. Controlar la glucosa en sangre y mantener unos cuidados bucales preventivos como limpiezas dentales en consulta y reconocimientos dentales regulares son fundamentales para cuidar y mantener nuestra salud bucal, además de controlar la presión arterial y el colesterol, factores claves en la lucha contra la diabetes.
  • Infecciones producidas por hongos. Las infecciones por hongos pueden desarrollarse más fácilmente en personas diabéticas, puesto que esta afecta al sistema inmune del paciente. Las personas afectadas presentan por lo general úlceras dolorosas y dificultad para tragar alimentos o bebidas. La diabetes también aumenta la susceptibilidad a la acción de las bacterias, las cuales están presentes en el inicio de las patologías periodontales, formando una película que se deposita sobre dientes y encías.
  • Alto riesgo de Infección y un mayor retraso en la curación de heridas. Por lo que, si se va someter a algún tipo de cirugía oral importante, el dentista podrá recomendarle que intente mantener los niveles de glucosa bajo control, antes, durante y después de la cirugía, así como recetarle algún tipo de antibiótico para minimizar el riesgo de contraer una infección, dado que las infecciones en el paciente diabético pueden provocar complicaciones bastante graves.

Por todo ello es importante que los pacientes diabéticos acudan con una mayor frecuencia a realizar revisiones periódicas a su dentista, siendo lo recomendable una revisión cada seis meses, con el fin de que el especialista pudiese detectar lo antes posible cualquier tipo de patología bucodental. En este sentido, si no os queréis llevar ningún tipo de sorpresa, nosotros os recomendamos que acudáis a visitar al doctor Germán Lorenzo de la Clínica dental Lorenzo, quien junto con su amplio equipo de profesionales especialistas en cada una de las ramas de la odontología ponen al servicio de sus clientes su profesionalidad, los conocimientos necesarios y la tecnología más avanzada para proporcionar, siempre con un trato cercano y honesto, los mejores cuidados y tratamientos posibles adecuados a las necesidades de cada paciente.

Además, como norma general es importante que los pacientes diabéticos sigan unas mínimas recomendaciones, como pueden ser:

  • Mantener controlados y cercanos a la normalidad los niveles de glucosa en sangre.
  • Realizar una autoexploración bucal diaria con el fin de detectar algún posible problema como inflamación, sangrado, absceso de pus, movilidad de alguna pieza dental, mal aliento, etc.
  • Evitar o realizar un consumo moderado de alcohol, no fumar…
  • Mantener una dieta equilibrada.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular.
  • Mantener unas buenas condiciones de higiene bucal con un cepillado después de cada comida o al menos tres veces al día, utilización de cepillos interproximales, seda o hilo dental, mantenimiento y limpieza de cualquier tipo de prótesis dental, etc.

¿Qué otras enfermedades pueden aparecer derivadas de la diabetes y las encías?

Las enfermedades de las encías junto con la diabetes pueden aumentar a su vez el riesgo de sufrir o padecer otras enfermedades tan importantes como pueden ser:

  • Retinopatía. Caracterizada por una visión borrosa o doble, destellos de luz, manchas oscuras o flotantes en uno o ambos ojos…
  • Nefropatía. Provocando lesiones e importantes daños en los riñones.
  • Enfermedades cardiovasculares. Afectando a los vasos sanguíneos de pequeño tamaño y a los más grandes.
  • Alteraciones neurológicas. Con lesiones en la envoltura de las fibras nerviosas.