Las prótesis dentales de hoy en día: ¿cómo cuidarlas?

Las prótesis dentales de hoy en día: ¿cómo cuidarlas?

En la actualidad, las prótesis dentales (o dentaduras postizas) se hacen de modo que se parezcan lo más posible a tus dientes naturales, de forma que no haya cambios notables en tu apariencia o que incluso, hasta la mejoren.

Por eso, si tu dentista te recomienda el uso de una prótesis, considéralo. Con los grandes avances de los últimos tiempos, las prótesis dentales han perdido el estigma que tenían en el pasado. Esto porque en la actualidad se fabrican en distintas formas y colores para que, como dijimos anteriormente, parezcan naturales, y el mismo paciente puede escoger la sonrisa “a la medida” que siempre ha querido tener. Además, no te tomará más de unos minutos al día conservarla en buenas condiciones.

Sin embargo, es posible que te sientas extraño al empezar a usarlas, hasta que los músculos de tus mejillas y tu lengua aprendan a mantenerlas en posición y te sientas cómodo al ponértelas y al quitártelas. Incluso, podrías experimentar alguna irritación en la boca, y un aumento en la producción de saliva al principio. Aunque estos problemas suelen ir desapareciendo a medida que tu boca se va adaptando a su uso.

Lo que si hay que cuidar desde el momento en el que nos hacemos la prótesis son los cuidados especiales que hay que darles para que no vuelvan a causarnos ningún tipo de molestias o se dañen y haya que reemplazarlas.

Lo más probable es que tu dentista te aconseje que uses tu prótesis nueva todo el tiempo, hasta para dormir, al menos durante los primeros días. Y aunque esto te resulte incómodo, es el modo más rápido de adaptarte e identificar las áreas que necesiten algún ajuste. Luego, una vez que se hagan las adaptaciones necesarias y te sientas cómodo, más bien te recomendarán quitarte la prótesis antes de acostarte para darles descanso a tus encías y permitir que tu lengua y tu saliva hagan una labor de limpieza en tu boca.

Otro ejemplo de los cuidados que debes tener es en cuanto a la comida, ya que es posible que necesites unas semanas de práctica antes de que te sientas cómodo al masticar. Lo mejor es que empieces con alimentos suaves cortados en trocitos. Debes masticar lentamente con los dos lados de la boca y tener mucho cuidado con los alimentos duros, pegajosos o muy calientes, además de tratar de evitar la goma de mascar.

El equipo especialista en salud dental de la Clínica Dental David Alfaro te ayudan a estar al día con el mantenimiento de tu prótesis con estos consejos:

Tipos de prótesis dentales

Lo primero es  tener en cuenta que existen dos tipos de prótesis dentales, ya que los cuidados de mantenimiento son diferentes en cada caso:

  • Prótesis dentales fijas sobre dientes o sobre implantes que no podemos extraer de la boca para su higiene.
  • Prótesis dentales removibles (ya sean completa o parcialmente removibles, o las férulas de descarga), las cuales sí se pueden retirar de la boca y limpiar más fácilmente.

Cuidados para que tu prótesis te dure más y funcione a la perfección

Una vez que has decidido ponerte una prótesis dental, deberás convertir su cuidado en un hábito, hasta que se vuelva parte de tu rutina diaria. Si lo haces, lograrás que mantenga su apariencia, dure por años y nadie se dé cuenta de que tu sonrisa no es enteramente natural.

Así que para que tu prótesis o dentadura dure más en buenas condiciones y se mantenga limpia y fresca todo el tiempo tienes que dedicarle algunos sencillos cuidados, como los siguientes:

  1. Recuerda que las prótesis son frágiles, y pueden quebrarse si se caen en el lavabo o en cualquier superficie dura. Por eso, cuando las manipules, hazlo sobre un paño suave, donde puedan caer sin dañarse si se te deslizan de las manos.
  2. Cepilla tu prótesis después de las comidas para mantenerla limpia, al igual que haces con tus dientes naturales. Solo que con ella debes utilizar un cepillo y una pasta o limpiador especial para prótesis. Esto porque las cerdas de estos cepillos son muy suaves y no rayan los dientes; mientras que las pastas o limpiadores para prótesis no contienen sustancias abrasivas.
  3. Si te resulta inconveniente cepillar tu prótesis después de comer, al menos debes enjuagarte la boca con agua para eliminar cualquier partícula de alimento que haya quedado atrapada entre los dientes.  
  4. Además de limpiar tu prótesis, es necesario que te cepilles las encías, la lengua y la parte interna de la boca con un cepillo de cerdas suaves dos veces al día. Así eliminas la placa, estimulas la circulación y conservas sanas tus encías. También te recomendamos utilizar a diario un enjuague bucal o lavarte la boca con agua tibia con sal.
  5. Usa tu prótesis todos los días para asegurarte de que se adapte bien a tu boca. Con el tiempo, las encías y la línea de la mandíbula cambian y tienden a retroceder; así que si usas la prótesis a diario, minimizas este problema.
  6. Debes ajustarla prótesis cada cierto tiempo para que se fije bien. Si la cuidas adecuadamente, suele durar de cinco a siete años antes de que debas reemplazarla por una nueva.
  7. Quítate la prótesis cuando te vayas a acostar, así le darás un descanso a tus encías. Al quitártela consérvala en agua para evitar que se golpee o se deforme cuando esté fuera de tu boca. También es una buena idea agregarle al agua alguna pastilla desinfectante.
  8. Si la prótesis te sigue molestando después de un tiempo prudente o si  se mueve cuando hablas, o se suelta cuando te ríes, te sonríes o toses, ve al dentista para que pueda ajustarla mejor.
  9. Examina tu boca con frecuencia. Si te molesta, si hay algún área dolorosa, o si notas una llaguita que no sana, consulta enseguida con tu dentista.

 

Dudas frecuentes sobre el uso de prótesis dentales

Además de los cuidados diarios que deben tenerse para el mantenimiento de las prótesis dentales. Los pacientes también suelen tener algunas dudas sobre su uso. Aquí te aclaramos las más comunes:

¿Por qué conviene quitar la prótesis o dentadura postiza al dormir?

Odontólogos y laboratorios especializados en la elaboración de prótesis dentales coinciden en que es importante retirarlas por la noche para dar un descanso a los tejidos que forman las encías y para liberar a los huesos maxilares de la presión que pueden llegar a ejercer.

La noche es, además, el momento perfecto para realizar una limpieza profunda de la dentadura postiza como medida básica de salud buco dental. Al igual que ocurre con nuestros dientes, la prótesis también puede acumular placa bacteriana, que debe retirarse con el correspondiente cepillado. Para esto, debemos sumergir la prótesis en agua con una solución específica que favorezca su limpieza total y dejarla reposar durante la noche.

Por otro lado, hay estudios que relacionan un mayor riesgo de padecer neumonía en personas mayores, con el hecho de dormir sin retirar la prótesis dental.

Además que aunque no es habitual que la prótesis pueda moverse o desprenderse durante el descanso, es algo que puede suceder, por lo que, otro motivo para no dormir con ella es evitar cualquier posibilidad de atragantamiento o ahogamiento.

Una prótesis que se mueva, aunque sea mínimamente, quizá no pueda causar ahogamiento pero si podría provocar alteraciones del sueño y  por lo tanto las horas de descanso que nuestro cuerpo necesita para su funcionamiento óptimo.

¿Qué puede causar mal aliento al usar prótesis dentales y cómo puedo evitarlo?

Al comer, los pedazos de comida pueden quedar debajo de tus prótesis dentales y originar  mal aliento. Además que la placa bacteriana causada por la comida restante puede formar una capa alrededor de tus prótesis y crear un olor desagradable. Lo mismo pasas si no limpias correctamente tus prótesis dentales todos los días o las usas todo el tiempo, sin darle el descanso necesario durante las noches.

También hay algunos consejos que puedes poner en práctica para evitar que tu prótesis e produzca mal aliento:

  • Usa un adhesivo para prótesis dentales para ayudar a evitar que la comida quede atrapada debajo de la misma. Esto porque el adhesivo crea un sello entre la prótesis dental y la encía, permitiéndote disfrutar de tus comidas sin tener que preocuparte por el mal aliento.
  • Como dijimos anteriormente, debes limpiar tu prótesis dental todos los días para eliminar comida y placa, y ayudar a mantenerla fresca.
  • Una manera efectiva de limpiar la prótesis dental es utilizando tabletas limpiadoras. Son muy efectivas ya que eliminan el 99,9 % de las bacterias que causan mal olor y puedes encontrar diferentes opciones en el mercado.
  • Debes extraer las prótesis dentales antes de dormir para darle a tu boca y encías un merecido descanso.

Recuerda que  mantener tus prótesis dentales limpias y frescas no solo ayuda a eliminar el riesgo de mal aliento, sino también a sentirte cómodo en situaciones sociales, en las que podrás sonreír y hablar con total confianza de exhibir una dentadura lo más natural posible.