Nuevas y no tan nuevas terapias para nuevas afecciones

Nuevas y no tan nuevas terapias para nuevas afecciones

Hoy en día, desde hace algunos años, existe una proliferación de afecciones respiratorias y dermatológicas que coinciden con una contaminación ambiental mayor en los últimos lustros, así como por el mayor uso de químicos tanto en productos de limpieza del hogar, de la ropa, el tabaquismo… A mayor cantidad de afecciones relacionadas con esto, mayor cantidad de enfermos en las salas de espera de los especialista en alergología y dermatología.

Las afecciones respiratorias y problemas dermatológicos han despuntado en los últimos años

El que más y el que menos sufre o tiene alguien en su entorno que sufre alguna afección respiratoria, es algo muy extendido hoy en día y muy molesto pues te resta calidad de vida en el día a día y en según qué casos puede derivar en problemas muy graves. Los problemas respiratorios pueden ser de muy diversa índole, pueden tratarse desde una simple rinitis causada por algún tipo de alergia, que puede variar según el grado  en mayor o menor gravedad o impacto para el afectado, hasta cosas más serias como asma, bronquitis, neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica…y un largo etcétera.

Las alergias son una reacción del sistema inmune frente a alguna sustancia que es confundida por éste como un agente agresor, es entonces cuando el sistema reacciona y libera la histamina y ésta causa la reacción alérgica. Las sustancias más habituales que producen estas reacciones alérgicas con el polen, el pelo de animales, alimentos, medicamentos y el látex. Al tratarse de elementos tan comunes y extendidos se entiende que la cantidad de población con problemas alérgicos sea tan extendida, además se encuentran estrechamente relacionadas con el asma ya que las alergias, infecciones y la contaminación pueden causar ataques de asma. El asma es una afección muy común, es una enfermedad crónica que consiste en una inflamación constante de las vías respiratorios. Su sintomatología incluye espasmos musculares, sibilancias y falta de respiración.

La bronquitis puede ser aguda  o crónica y ambos casos la mucosa que protege a los pulmones se inflama, esta hinchazón es la que impide el paso a los pulmones. Por otro lado, la neumonía es causada por una infección en los sacos pulmonares bien por una bacteria, un virus u hongo y se manifieste con fiebre, tos, escalofríos y problemas respiratorios.

Entre los problemas dermatológicos es comunes podemos señalar acné, eccemas, urticaria, vitíligo, psoriasis, rosácea, herpes…El acné puede empeorar debido a desequilibrios hormonales, el uso de productos para el cuidado de la piel y el cabello, medicamentos y efectos adversos de enfermedades subyacentes. La dermatitis atópica o eccemas es muy común, se caracteriza por la aparición de parches rojos, secos e inflamados con comezón en la piel. La urticaria se reconoce por la aparición de ronchas rojas en la  piel, provocan comezón, ardor o dolor punzante, suele ser una reacción alérgica a algún medicamento, alimento o aditivo, así como producto de una infección por bacteria, el frío, ejercicio excesivo o quemaduras solares. La psoriasis se caracteriza por la aparición de parches gruesos y rojos con escamas. La rosácea se caracteriza por el enrojecimiento del rostro, el engrosamiento de la piel y las pústulas.

Para enfrentar todos estos problemas se ha puesto de moda la haloterapia, una terapia natural procedente de Polonia aunque ya era costumbre griega la de darse baños en aguas minerales para prevenir y curar catarros y grupes y mantener la piel sana y joven. En los países nórdicos una de sus tradiciones más arraigadas en su vida cotidiana es la de la sauna, según los expertos con 15 al día se eliminan toxinas, aumentan defensas, se abren los poros y se eliminan virus. La haloterapia o salterapia se basa en intentar reproducir el microclima de las minas de sal subterráneas para poder respirar un ambiente saturado de micropartículas de sal 100 % natural y de origen mineral. Este tipo de terapia que podemos encontrar en Saltium está reconocida clínicamente como un método sin medicamentes eficaz contra afecciones pulmonares como asma, bronquitis, sinusitis, tos, constipado y gripe común, neumonía, alergias, ronquidos, Epoc, trastornos de la piel como la dermatitis atópica, acné, psoriasis, eczemas, así como tratamientos de belleza. Esta terapia se encuentra reconocida por el sistema británico y ruso y se encuentra bien extendida en Alemania, Italia, Estados Unidos y Canadá entre otros.